Shell dispuso un aumento promedio del 10,5% de sus combustibles

Shell ajusta este lunes sus combustibles básicos en un 9,5% y los premium en un 11,5%. De esta manera, se suma a la decisión tomada previamente por la petrolera estatal YPF.


Raizen, la petrolera que opera la marca Shell, ajusta desde este lunes sus combustibles básicos en un 9,5% y los premium en un 11,5%. De esta manera, se suma a la decisión tomada previamente por la petrolera estatal YPF.

Se trata del segundo aumento de combustibles en lo que va del año: el anterior, del 9% promedio para todas las petroleras que operan en el mercado local, se aplicó el 2 de febrero último.

Se estima que en las próximas horas, Axion anunciará una medida similar.

El valor de las naftas y el gasoil estaba congelado desde mayo del año pasado.

Tanto YPF como Shell dispusieron que los nuevos aumentos corran desde este lunes.

En el caso de la empresa controlada por el Estado, el ajuste responde a «la evolución de las principales variables que conforman el precio de venta al público, sobre todo el aumento de los precios internacionales del petróleo y los niveles de demanda superiores a la prepandemia, que requieren importaciones para complementar la oferta local».

A raíz de la guerra en Ucrania, los precios internacionales del petróleo se dispararon significativamente durante las últimas semanas, para alcanzar niveles récords: del 50% por encima de los precios de inicios de febrero último.

YPF, junto a Axion y Shell, tienen la mayor porción del mercado local de naftas.