Por un voto, el oficialismo logró aprobar en Diputados su proyecto sobre Bienes Personales

n una votación ajustadísima, el Frente de Todos logró aprobar en la Cámara de Diputados las correcciones al proyecto de ley para subir el mínimo no imponible del impuesto a los Bienes Personales y el Senado lo votará el próximo 29 de diciembre, en busca de que “medio millón de contribuyentes” tengan un alivio fiscal a partir del año próximo.

La iniciativa, que modifica la que fue aprobada en el Senado, recibió 127 votos a favor y 126 en contra.

IMPUESTO A LOS BIENES PERSONALES AL SENADO

El oficialismo logró imponerse porque contó con apoyo de bloques que la semana pasada habían votado con el grueso de la oposición para destrabar el debate: el interbloque Provincias Unidas, que preside el rionegrino Luis Di Giácomo, y el Frente de Izquierda.

La oposición no pudo repetir la mayoría de 130 que había logrado la semana pasada para obligar al oficialismo a tratar el tema: al momento del quórum solo pudieron juntar 125 diputados.

El Frente de Todos dejó en evidencia que no llegaban al número y recién entonces bajó al recinto para habilitar la sesión.

Las únicas tres ausencias fueron de Juntos por el Cambio: por el PRO, el porteño Álvaro González -de viaje desde la semana pasada- y la bonaerense Camila Crescimbeni –aislada por Covid positivo-. Y por Evolución, la cordobesa Gabriela Brouwer de Koning.

DETALLES DEL PROYECTO

El proyecto aprobado fue consensuado con el Ministerio de Economía y el dato principal es que los nuevos montos del mínimo no imponible son los mismos que estableció el Senado: se elevan de 2 a 6 millones de pesos, y de 18 a 30 millones para los inmuebles destinados a casa-habitación.

Para morigerar el costo fiscal de estas subas, los patrimonios entre 100 y 300 millones de pesos pagarán una alícuota máxima del 1,5%, y a partir de 300 millones se pagará una alícuota del 1,75%. Entre 18 y 100 millones, la alícuota seguirá en 1,25%.

En total, verán aumentadas las alícuotas unos 16.000 contribuyentes, “el 1,5% del total” de los sujetos alcanzados. Con el aporte de ese segmento, se compensará el beneficio otorgado a medio millón de contribuyentes. Esa es la ecuación con la que el oficialismo se convenció de avanzar.

Por otra parte, se incorporó un artículo para mantener el gravamen del 2,25% sobre los bienes en el exterior, con los correspondientes beneficios por repatriación. Esa cláusula había caducado con la caída del Presupuesto, por lo que ahora se busca reestablecerla.

Finalmente, el proyecto aprobado mantendrá -tal como estipuló el Senado- un mecanismo de actualización anual y automática del mínimo no imponible y de las escalas mediante el Índice de Precios al Consumidor (IPC).

DEBATE CALIENTE

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Heller, señaló que se busca “aliviar la carga tributaria de los sectores de menos recursos y al mismo tiempo generar los ingresos necesarios para no acrecentar el déficit fiscal”. “Esa es la manera responsable con la que tiene que actuar este Congreso”, consideró.

Heller expuso cálculos de la Oficina de Presupuesto del Congreso que indican que, con el proyecto del Senado, el Estado dejaría de recaudar 31.600 millones de pesos, de los cuales el 60,2% se coparticipa a las provincias.

Los diputados de Juntos por el Cambio reiteraron, en sucesivos discursos, que cumplieron con el “contrato electoral” de no votar aumentos de impuestos. “Esta sesión fue pensada para aliviar la carga tributaria del sector privado, no para inventar nuevas alícuotas y nuevos impuestos. Es exactamente al revés”, lamentó Luciano Laspina (PRO).

El economista advirtió: “Este dictamen es una gran noticia para Uruguay y (Luis) Lacalle Pou, que se está llevando todos los altos patrimonios de la Argentina que ahora viven en Colonia y Punta del este, refugiándose en la voracidad fiscal de este Gobierno, que no ha parado de aumentar impuestos en los últimos dos años”.

Mario Negri (UCR) recordó que en la gestión de Cambiemos “la alícuota de Bienes Personales bajó todos los años, del 1,25% en 2015 a 0,25% en 2018″, pero “apenas asumió el Frente de Todos le encajaron el 1,25% de nuevo para los bienes radicados en el país y crearon la alícuota del 2,25% para los bienes en el exterior”. “Son campeones en subir impuestos”, remató.

Por su parte, el jefe del bloque Evolución, Rodrigo De Loredo, ironizó: “Si se organizara un campeonato intercontinental de picardías, el Frente de Todos sin dudas lo ganaría: han logrado convertir una sesión especial para bajar impuestos en otra por la cual los suben”.

Por el Interbloque Federal, que incluye al schiarettismo, Alejandro “Topo” Rodríguez, celebró que la oposición haya empujado al oficialismo a “tener que discutir una rebaja de impuestos a la clase media; una rebaja que el Ministerio de Economía y el FMI ya habían tirado a la basura”.

Fuente: La Voz del Interior.