Después de un año y medio, vuelve un grado completo a las aulas en la ciudad

Esta semana se conoció la noticia de que, a través de un memorándum enviado por la provincia, aquellos establecimientos que puedan cumplir con los protocolos establecidos por el mismo podrán juntar a las dos burbujas e impartir las clases presenciales con todo el grado presente.

En relación a esto, DSF dialogó con la docente de Sexto Grado del colegio FASTA Inmaculada Concepción, Lorena Gaillard, sobre cómo se desarrollaron las clases durante más de un año. Además, nos contó cuál fue la reacción de los niños y los docentes al enterarse de esta oportunidad de poder estar todos en el aula nuevamente.

“Durante la cuarentena el año pasado trabajamos en principio vía WhatsApp, después a través de la plataforma Classroom y luego se empezó a trabajar con clases virtuales sincrónicas. Por otro lado, en las materias especiales se enviaban actividades por Classroom”, señaló Lorena.

Sobre la modalidad de trabajo durante el 2021, explicó: “a partir de este año empezamos a trabajar con burbujas. Mientras se da clase presencial a la burbuja uno, la burbuja dos tiene actividades en Classroom para realizar en casa, las cuales corregimos cuando a ellos les toca volver al aula. Cuando volvimos a la última cuarentena, realizábamos clases sincrónicas a través de la plataforma Meet, y actividades de las materias especiales vía Classroom”.

“En principio fue todo un cambio, una adaptación que finalmente se logró, aunque teniendo que resignar muchas cosas, como por ejemplo las salidas recreativas que solemos hacer con el colegio. Algunos chicos se adaptaron más fácilmente que otros, pero por suerte pudimos llegar a todas las familias, no hubo nadie que haya quedado fuera o que haya desertado” indicó Gaillard en relación a lo que significó mutar de la presencialidad a la virtualidad de un día para el otro.

En cuanto a los contenidos, dijo: “con respecto a esto, hubo que hacer una priorización de los mismos. Los prioritarios sí se pudieron dar y la recepción fue buena. Se hizo un seguimiento muy importante por parte de los docentes para con los alumnos. Buscábamos diferentes estrategias para que ellos puedan cumplir. Los contenidos los pudimos evaluar a través de herramientas virtuales, como por ejemplo formularios o lecciones a través de videollamadas”.

Una pequeña vuelta a la normalidad

“Esta semana nos hemos anoticiado felizmente de que, gracias a un memorándum que llegó de la provincia, vamos a poder juntar a las dos burbujas de sexto grado. En esto se trabajó mucho porque, por supuesto, hay que cumplir con ciertos protocolos en cuanto al aforo, a los espacios con los que contamos, entre otros. Desde el colegio tenemos la idea de que la presencialidad es lo óptimo, por más que no hayan dejado de tener clases los niños. Por lo menos para sexto grado, por ahora, podemos cumplir con los objetivos que nos pide el protocolo”, expresó la docente.

Sobre la reacción de los niños al enterarse sobre esto señaló: “la euforia fue muy grande. Una alegría enorme tanto para ellos como para nosotros. Les explicamos la importancia que tiene esto como para que entiendan que no es relajarse, sino que todo esto va a depender de nosotros para poder volver a la normalidad responsablemente”.

“Nosotros como docentes, estamos felices de que esto vuelva a ser un poco normal. De a poquito creo que vamos a poder volver a la normalidad. El trato cara a cara con los niños, el estar ahí presente, no se reemplaza con una pantalla para nada. Espero para el futuro que podamos volver al pasado, y valorar lo que no valorábamos: la libertad de poder relacionarnos entre docentes, familiares y amigos. Poder abrazar a los alumnos, curarles alguna lastimadura, secarles las lágrimas, eso espero, que volvamos a eso, a cuando éramos libres y no nos dábamos cuenta”, reflexionó Gaillard.

“También espero para el futuro que se reconozca el rol y la autoridad del docente. Espero una educación de calidad, para que estos niños sean jóvenes con futuro y el día de mañana sean los que dirijan nuestra sociedad de la mejor manera posible”, finalizó.

Foto principal: Lorena Gaillard durante sus clases virtuales.