Viajes en cuotas: no habrá marcha atrás por ahora y las empresas evalúan ir a la Justicia

Mientras continúan las críticas desde la oposición y desde sectores empresariales a la prohibición al financiamiento de las compras en cuotas con tarjetas de crédito de pasajes y servicios de turismo al exterior, desde el Gobierno nacional se insistió en que se trata de una medida “momentánea”, aunque no se precisó hasta cuándo podría estirarse su aplicación.

La portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, afirmó este lunes sobre la restricción dictada por el Banco Central que “tiene que ver con un momento muy puntual, así que se va a ir analizando el impacto que tiene y la evolución del tema”.

“Tenemos que cuidar que los dólares que tiene la Argentina se usen, por ejemplo, para la reactivación de las Pymes. Esa es la vocación central del gobierno en este momento”, definió Cerruti al defender la medida para evitar la salida de unos 2.200 millones de dólares al año.

Para la funcionaria, la limitación para las compras en cuota de pasajes y servicios en el exterior tendrá un impacto “positivo” dentro del país: “Alentar el turismo interno es importantísimo”, dijo.

El ministro de Turismo, Matías Lammens, confirmó que se reunirá en los próximos días con las cámaras y empresas del sector para discutir alternativas futuras para cuando se decida ponerle fin a la restricción dictada, aunque no se prevé que esto ocurra de inmediato.

“La reactivación económica está en marcha, pero la inestabilidad cambiaria continúa y hay que hacer un gran esfuerzo para cuidar los dólares que tiene el Banco Central”, dijo Lammens.

Al confirmar que por ahora la medida sigue en pie, los dichos de Cerruti relativizaron la declaración sobre el tema que hiciera horas antes el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, al canal de noticias C5N. “Creo que hay quienes están estudiando en este momento cómo suplir la decisión de esta característica, que es absolutamente antipática, y encontrar alternativas que sean supletorias de lo que venía sucediendo hasta este momento”, había dicho el ministro.

Las cámaras empresarias del sector están analizando la posibilidad de hacer una presentación colectiva ante la Justicia contra la resolución que se conoció el jueves pasado. Felipe Baravalle, director ejecutivo de la Cámara de Líneas Aéreas, afirmó que el sector rechaza la prohibición de ventas de pasajes al exterior en cuotas, aseguró que hará caer las inversiones del sector en la Argentina y no descartó la posibilidad de que judicialicen la decisión.

CRÍTICAS Y RECHAZO OPOSITOR

Sobre la medida, la senadora por Córdoba de Juntos por el Cambio, Laura Rodríguez Machado, presentó un proyecto de Declaración que establece la “nulidad absoluta” de la resolución. La legisladora también solicitó que “sean apartados de sus cargos, por mal desempeño, el presidente de la entidad, Miguel Pesce y los funcionarios que suscribieron la norma”.

“La circular constituye un impedimento al libre ejercicio de derechos amparados en nuestra Constitucional Nacional. Es una clara violación al Estado de Derecho”, sostiene la senadora nacional sobre la Comunicación A7407 del Banco Central que prohibió las cuotas para el pago de servicios turísticos tanto a las emisoras de tarjetas como a las plataformas digitales o agencias de viajes.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, dijo este lunes sobre la medida: “En este contexto de restricciones inéditas por dos crisis que no provocamos -la de 2018-19 y la de la pandemia-, cuidar los pocos dólares que dispone nuestra economía es un acto de responsabilidad social”.

“Sería irresponsable que el Estado financie una actividad que nos cuesta tantos dólares, sobre todo teniendo en cuenta que cuantos menos dólares tengamos, más riesgos hay de devaluación; y como vimos en 2018 y 2019, ya sabemos el impacto que ésta tiene sobre las familias”, agregó el ministro.

El gobierno informó que, en la última década, el turismo exterior fue “una gran fuente de salida de dólares de Argentina: hubo mucho más turismo de argentinos en el exterior que visitantes extranjeros en Argentina”, lo que “significó 23.500 millones de dólares menos para la economía en 10 años”.

Fuente: La Voz del Interior.