Segmentación de subsidios: para la gran mayoría de los usuarios de Epec, la luz subiría 15%

Los que se inscriban e ingresen en el segmento de ingresos medios tendrían aumentos de $500 en la boleta mensual por la quita parcial del aporte estatal.


El esquema de segmentación de usuarios de energía eléctrica y gas natural que dispuso la Nación para avanzar en el retiro de los subsidios supondrá incrementos de muy distinta magnitud en las boletas.

Para la luz, en Córdoba, en el peor de los casos, el incremento final de las facturas de Epec será del 103%.

En ese porcentaje impactará en aquellos que no completen el formulario del sistema de segmentación energética o en quienes lo hagan, pero sus parámetros de ingresos o bienes superen los establecidos como mínimos por el Gobierno nacional para seguir gozando de algún grado de subsidio.

Sin contar a aquellos que conserven la tarifa social (que prácticamente no sufrirán subas), para la gran mayoría de los clientes el impacto del retiro de los subsidios supondría un incremento en la boleta de luz en Córdoba del 15%.

Este aumento afectará al conjunto de usuarios considerados como de ingresos medios por el plan nacional de segmentación tarifaria.

El cálculo, para ambos casos, corresponde a una boleta residencial de Epec de consumo promedio (200 kWh por mes) que en la actualidad paga un total de 3.308 pesos. Ese valor incluye la energía mayorista (que es la que ahora está subsidiada en más del 80%), el valor agregado de distribución, VAD, (que es el que cubre los costos de Epec y no recibe aportes) y los impuestos y contribuciones (IVA, cargos y tasas municipales).

En el primer caso (los sectores de alto poder adquisitivo), la quita del aporte del Estado será total y, en el caso de los clientes que declaren ingresos medios, la salida de los aportes será parcial, de allí la diferencia en el porcentaje de aumento en el global de la boleta.

CUÁNTO VA A SUBIR LA BOLETA DE EPEC PARA CADA USUARIO

En pesos, según el análisis hecho por este medio con base en la información disponible de Epec y de los decretos de la Secretaría de Energía, una factura promedio que hoy asciende a 3.308 pesos por mes, cuando pierda todos los subsidios aumentará hasta 6.716 pesos (+103%). Es decir, 3.409 pesos mensuales más.

Con el esquema de subsidio parcial, en tanto, subiría hasta 3.804 pesos (+15%), 496 pesos más por mes.

Para el sector de ingresos medios, según el decreto 332/2022 de la Secretaría de Energía, el incremento porcentual anual del segmento mayorista no podrá ser mayor al 80% del Coeficiente de Variación Salarial (CVS) del 2021, que fue del 56,5%.

De esta forma, la suba de ese componente de la factura de Epec no superaría el 45,2%.

Ese aumento, trasladado al total de la boleta, se traduce en un 15%.

Aquí surge una duda no zanjada: el decreto habla de un tope “anual” situado en el 80% del CVS del año anterior. Es decir, que en todo el año, para el segmento de usuarios de ingresos medios, el componente mayorista no debería subir más del 45,2%. De implementarse así, el 15% de impacto en la factura final se vería morigerado porque la energía que se comercializa en el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) ya subió este año casi el 30%: 18% en marzo y 25% en junio.

FORMA DE APLICACIÓN

Según han explicado en el Gobierno nacional, desde la cartera de Economía que ahora conduce Silvina Batakis, el retiro de los subsidios en el segmento de ingresos altos se aplicará desde las boletas de septiembre (consumos de agosto) y será progresivo. Es decir, no se aplicará todo en una sóla factura, sino en tres tramos: un tercio impactará en la primera boleta; otro tercio, en la segunda; y el porcentaje final, en la tercera.

De esta forma, el esquema (y el ahorro fiscal esperado para ese segmento) estaría plenamente vigente recién en el primer trimestre de 2023.

Para el caso de los sectores considerados en el rango de ingresos medios, al menos el 80% del total de clientes de las eléctricas, el nuevo esquema de subsidios parciales se comenzaría a aplicar recién a fin de año. “Hasta diciembre, nos han dicho que sigue todo igual, lo único que va a variar de ahora hasta diciembre es que le van a sacar el subsidio al grupo de ingresos altos”, le dijeron a La Voz fuentes del sector de la distribución de energía eléctrica que recibieron esa indicación desde la Nación.

“Desde septiembre, se va a aplicar el nuevo sistema, pero sólo para los que tengan una quita total de los subsidios; para el resto, los usuarios de ingresos medios y bajos, todo va a seguir igual hasta diciembre, eso nos han dicho”, ampliaron.

AUMENTOS

Epec, como sucede en la mayoría de las distribuidoras de jurisdicción provincial, el impacto en el valor total de la factura es menor que en Edenor y Edesur (distribuidoras del Amba) en la medida en que el componente del precio de la energía constituye un porcentaje mucho menor.

El aumento calculado para los sectores de alto poder adquisitivo está en línea con lo expresado esta semana por el secretario de Energía, Darío Martínez. “A nivel eléctrico, van a ser unos 3.000 pesos adicionales”, dijo el funcionario. En ese cálculo no está incluída la variación de los impuestos.

Martínez precisó, además, que “se va a hacer en etapas”. “A partir de septiembre, van a llegar unos 1.200 pesos a aquel que va perdiendo el subsidio”, agregó. En las mismas declaraciones, dijo que este sector “sabe que no puede tener la energía subsidiada y probablemente no haya hecho ni la inscripción”.

En el caso de los beneficiarios de tarifa social, unos 160 mil clientes en la base de datos de Epec, si bien se busca que completen el formulario online para seguir recibiendo los beneficios, si no lo hacen, la idea es no quitarles los subsidios, al menos en el corto plazo. Se entiende que estos usuarios no se anotan por desinformación o baja accesibilidad, y no por haber cambiado su situación socioeconómica.