Revocaron los beneficios del arresto domiciliario a la ex Jefa policial de Frontera

La ex jerarca está acusada de ser una de las comandantes de una banda policial dedicada a cobrar coimas, secuestros y falsificar documentos oficiales. Fue beneficiada con una morigeración del encierro por ser madre de dos menores, pero incumplió las condiciones y se presentó en la sede del Comando Radioeléctrico para amenazar a sus antiguos subalternos. 


La Fiscal Gabriela Lema, titular de la Sección de Violencia y Corrupción Institucional de la Fiscalía Regional 5 del MPA, imputó a María Silvina Asís amenazar a sus antiguos subalternos. 

Los hechos, caratulados como “Amenazas simples”, habrían ocurrido el pasado jueves 2 de junio, cuando Asís, rompiendo las condiciones de su prisión domiciliaria, se presentó en la base del Comando Radioeléctrico de Frontera y amedrentó a los efectivos policiales.

En una audiencia de medidas cautelares celebrada en la jornada de este miércoles en los Tribunales de Rafaela, se solicitó la revocación de la domiciliaria, la que fue concedida por la jueza Cristina Fortunato.

Cabe recordar que la antigua Jefa de la Comisaría 6 de Frontera, aparece imputada en una causa más grande, donde se le endilga la presunta comisión de 13 hechos delictivos junto a Gastón E. (responsable de la Zona de Inspección Nº 5) y Juan Manuel V. (numerario de la Brigada Motorizada).

Según la acusación fiscal, el accionar antijurídico de la banda criminal-policial está compuesto por los delitos de Asociación Ilícita; Apremios Ilegales; Privación ilegítima de la Libertad; Falsedad ideológica; Incumplimiento de los deberes de funcionario público; Exacciones ilegales; Encubrimiento agravado y Secuestro coactivo agravado. 

Para Lema, la estructura delictiva la conformaba Gastón Exequiel E. y María Silvina A., quienes a través de sus cargos organizaron y direccionaron los «Recursos Públicos» bajo su administración, para montar la empresa delictiva, aprovechándose de las facultades y poderes que ostentaban.

De acuerdo por lo publicado por el periodista de Bien Despiertos, Miguel González, “dentro de las actividades delictivas que desarrollaban se destacan, por su habitualidad, suscribir actas de procedimientos policiales con información adulterada o falaz, brindar información falaz y omitir realizar las comunicaciones oportunas de hechos delictivos a los fiscales en turno del Ministerio Público de la Acusación de la provincia de Santa Fe, con la finalidad de generar la impunidad de los autores de dichos hechos, abusando de su autoridad; gestionar y prestar servicios de custodias policiales sin cumplir con las reglamentaciones administrativas y legales establecidas para la contratación de dicho servicio”.