lunes 3 de agosto 2020
San Francisco, Córdoba, Arg
Medios - 13 mayo, 2020

Peinate para el Zoom: Tips para potenciar el mensaje en la virtualidad

OPINIÓN: Por Eduardo Reina (*) – Twitter: @ossoreina – Especial para Diario San Francisco

Las crisis ponen en evidencia nuestras debilidades. Los problemas que en tiempos normales se sortean o pasan inadvertidos, se tornan gravísimos apenas el contexto se complica.

La irrupción del coronavirus ha tenido ese efecto: desnudar la vulnerabilidad sanitaria, social y económica, no solo de la Argentina sino también del resto del mundo, incluidas las naciones desarrolladas.

Estos aspectos ya han sido debida y ampliamente comentados. Concentrémonos esta vez en otra debilidad de nuestras sociedades que quizás parezca secundaria a primera vista, pero que puede tener efectos igual de catastróficos que las otras.

Hablo de los problemas comunicativos, que nos afectan incluso ahora en la era de las comunicaciones. Es muy inocente suponer que, hoy por hoy, el hecho de estar más comunicados nos hace también estar mejor comunicados.

Para el caso, cada día circula más información que nunca antes en toda la historia de la humanidad, pero eso no quiere decir que la información tenga más calidad que antes. Al contrario, al ser tanta es más difícil separar lo verdadero de lo falso, lo fundado de lo infundado.

Otro tanto ocurre con la comunicación. Estamos más conectados, pero con más conexión aumentan también exponencialmente los traspiés y los malentendidos. Hay un tuit desafortunado por cada mensaje que llega más rápido a su destinatario. Es por ello que hoy en día, los personajes públicos y especialmente los políticos deben pensar en el branding media training.

Una versión actualizada del media training tradicional, que surgió como una disciplina encargada de enseñarles a estos personajes cómo moverse, actuar y hablar frente a los medios de comunicación, incorporando elementos diversos desde el estudio del lenguaje corporal hasta la retórica y la imagen personal.

El branding media training incorpora las redes sociales a nuestra noción de los medios, pero entendidas según sus propias reglas. Porque las redes sociales no han simplemente amplificado el alcance de la comunicación, sino que nos ha impuesto un nuevo paradigma.

Así como cuando apareció la televisión, quienes ya estaban acostumbrados a expresarse en la radio tuvieron que aprender un nuevo conjunto de habilidades, hoy por hoy nadie, por ducho que sea en el manejo de los medios tradicionales, sabrá automáticamente manejarse en el mundo de Facebook y Twitter.

Sin embargo es un error muy común, que suele tener efectos fatales. En el lenguaje del marketing, podemos decir que una persona pública es en cierto sentido una marca, una idea que transmite al público. Pero las marcas no se transmiten caóticamente. Así como las empresas dedican tiempo y recursos a pensar las narrativas que componen sus marcas, lo mismo debería hacerse en la política.

Cuando hay un error o una incoherencia en esta transmisión, el público lo siente, y esto lo hemos visto varias veces durante la pandemia.

Comparto aquí algunos consejos esenciales para comunicarse durante a distancia durante el aislamiento (y más allá de él):

* Si realiza apariciones por Zoom o Skype, arme un pequeño set, aun si están su casa: ilumínese correctamente, y evite que haya sombras en su cara.
* No coma, no beba.
* Busque una escenografía adecuada, un entorno amigable de su casa, o bien una pared limpia y de colores claros. En su defecto, pruebe los fondos difusos que los programas dan como opción.
* Entienda que el ida y vuelta es más complejo online que en vivo. Esté muy atento a las interrupciones que le hagan a la distancia.
* Utilice auriculares, son aliados a la hora de escuchar correctamente, y también para filtrar sonidos externos.
* Vista en función de la cámara; recuerda que Skype o Zoom es también un espacio de trabajo, aun cuando físicamente usted esté en su casa.
* Sea prudente con lo que expresa y muestra por las comunicaciones. Pida permiso y sea discreto, mantenga el micrófono silenciado hasta el momento en que necesite hablar.
* No cuelgue ni exprese nada sin permiso; trate de saludar cordialmente antes de retirarse. Hágalo mediante el chat si debe hacerlo antes de tiempo.
* Paciencia. Piense las cosas dos veces antes de escribir o contestar. Cuide su lenguaje; evite las faltas de ortografía o el lenguaje vulgar.
* Sea agradable y positivo sin caer en exageraciones. Ante todo, no sustituya la comunicación personal cara a cara por la comunicación en las redes.
* Antes de comunicarse en redes sociales, haga las consultas pertinentes.

El mundo cambia, los medios cambian, las necesidades de capacitación cambian. Nosotros también debemos cambiar y adaptarnos para que no nos lleve la corriente.

Nota publicada también en: Perfil.com

(*) Consultor especializado en Comunicación Institucional y Política, Asuntos Públicos y Gubernamentales, Manejo de crisis y Relaciones con los Medios. Magister en Comunicación y Marketing Político en la Universidad del Salvador (USAL). Postgraduate Business and Management por la Universidad de California Ext. Berkeley, EEUU. Es docente universitario en UCA y USAL. Columnista de Diario San Francisco, Perfil.com y FM Milenium entre otros medios del país y del mundo.