Paritarias estatales: esperan negociar, pero con expectativas moderadas

Los gremios estatales llegan con una expectativa moderada a la mesa de negociación con la Provincia y le plantearán un pacto que deje a tono los salarios con la inflación de este año y las previsiones hasta febrero.

“Nos dicen que están apagando incendios y creen que nosotros venimos con un lanzallamas”, expresó un gremialista al comentar el clima que hay en la conversación con el Estado provincial. Todas las partes coinciden: “no hay nada de nada”.

Sin embargo creen y esperan que en octubre, entre la segunda y tercera semana, haya una primera reunión para comenzar a esbozar una propuesta con vista a dejar un acuerdo saldado de cara a los últimos meses del año y el verano. El acuerdo firmado a principio de 2020 con la Provincia marcaba su vencimiento en julio.

Más allá de las intenciones, el panorama no es favorable a la negociación de los estatales, ya que al mirarse en el espejo de los gremios privados, salvo grandes peces como La Bancaria o Camioneros, muy pocos pudieron cerrar paritarias hasta hoy.

Los únicos “primos” que dependen del Estado y que por ahora se metieron un 25 por ciento de aumento en el bolsillo fueron los trabajadores de la empresa provincial Epec. Esto de alguna forma marca una pauta en la que mirarse.

La inflación en Córdoba, hasta el 31 de agosto, redondeó el 16,88 por ciento y el aumento otorgado a los estatales hasta julio llegó a un 16,9 por ciento que se pagó tres tramos entre febrero, mayo y julio. En el caso de los docentes, con la Paritaria Nacional y el Fondo Incentivo Docente (Fonid), en julio sus salarios alcanzaron un 20,1 por ciento más en relación a los salarios de enero.

El Sindicato de Empleados Públicos (SEP) comunicó en septiembre el resultado de un reclamo que se adjudicó y que apunta a la recomposición salarial del área sanitaria. Pero no hubo noticias para el resto del personal de la administración pública provincial.

Desde el gremio que conduce José Pihen, fuentes consideran que la prioridad la tienen este año los trabajadores de la salud, luego intentarán cerrar el resto.

En su momento, el SEP subió a caballo de un anuncio de la Provincia y salió a propagandizarlo: se trató del bono estímulo de 40 mil pesos para los médicos provinciales, más los adicionales por guardias de 15 mil pesos para los médicos y de 3.500 pesos para enfermería. Sin embargo son conscientes de que falta dejar satisfechos a parte del personal de salud no cubierto, como así también al resto de la administración provincial.

En la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC) las fuentes aseguran que el objetivo en la paritaria será “pedir la inflación y un paréntesis aparte para los jubilados” ya que consideran que el recorte producto de la Ley de Sostenibilidad de la Caja de Jubilaciones (10.694) afectó de forma “escandalosa” al sector pasivo docente.

Orejeo

Los escenarios que observan los gremialistas para ir con una demanda son varios. En primer lugar, tomaron nota de los envíos que realizó la Nación en concepto de coparticipación y otros aportes.

En septiembre Córdoba recibió transferencias del Gobierno central por un total de 15.971 millones de pesos, un 43 por ciento más que en septiembre de 2019 (11.320 millones de pesos). Aunque, vale decir, teniendo en cuenta la inflación del periodo (alrededor del 37 por ciento) el margen queda en un 6 por ciento más que en 2019.

Por otro lado, los sindicalistas plantean que, salvo en abril y mayo, el resto de los meses en Gobierno provincial ha tenido una recaudación buena, “aunque por debajo de la inflación, pero cercana al 30 por ciento interanual” y eso eso les marca una pauta.

Además, ya están prevenidos que, fiel a su estilo, el gobernador Juan Schiaretti tomará nota de cómo negociarán el resto de los gobernadores con sus administrativos y docentes, que por lo general suelen otorgar porcentajes más magros aplanando las expectativas de los cordobeses.

Previa

El acuerdo de los trabajadores de Epec fue un partido que se jugó previamente a que se vean las caras la UEPC y SEP -los que comandan la mesa de estatales- con la Ministra de Coordinación, Silvina Rivero y el de Educación, Walter Grahovac.

Luz y Fuerza de capital y el interior firmaron días atrás y de forma unánime un 25 por ciento de aumento por todo el año y se comprometieron a desistir de los reclamos hasta febrero de 2021. Habrá que ver si esta negociación no condiciona al resto.

Los lucifuercistas, que suelen ser los más combativos a la hora del reclamo, aceptaron este aumento remunerativo en dos tramos del 12,5 por ciento con los salarios de octubre y diciembre. En tanto, como suma extraordinaria, este 6 de octubre los empleados de Epec verán en sus cuentas un bono no remunerativo de 10 mil pesos.

Según especificó el acta paritaria, este bono “será pagado con los haberes del mes de septiembre”. Los trabajadores de Epec ya habían recibido este año una suma no remunerativa de 30 mil pesos que fue pagada en tres tramos durante la primera parte del año en función de gratificación extraordinaria por tratarse de personal esencial en el marco de la pandemia de Covid-19.

En la Municipalidad todavía no se habla del tema

El Sindicato Unión Obreros y Empleados de la Municipalidad de Córdoba (Suoem) extraña los laureles que supo conseguir. A esta altura del año con la administración del exintendente Ramón Mestre, los municipales ya estarían empatados con la inflación ya que gozaban de la famosa cláusula gatillo.

Pero ese beneficio se acabó y en su lugar llegaron los recortes de horario laboral y de salario. Hace dos semanas, el gremio de Beatriz Biolatto envió un pedido al Ejecutivo municipal y todavía no obtuvo respuesta, según afirmaron desde el sindicato.

En ese pedido, los principales puntos eran “recuperar el salario medio real en términos de inflación desde el 1º de enero y hacer remunerativos los pagos de los haberes”.

Desde el Ejecutivo, en tanto, no ven que haya una posibilidad inmediata de apertura de esa paritaria y sostienen que la situación económica del municipio es crítica. Todo queda supeditado a la reestructuración de la deuda externa municipal.

Nacionales

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) son quienes permanentemente están en la calle presionando aumentos para el sector, pero también hacen extensivo el reclamo hacia los municipios del interior y quieren sumar a los opositores entre los estatales provinciales.

El pedido concreto de este sindicato agrupado en la CTA Autónoma es un aumento salarial del 40 por ciento para todos los estatales nacionales. Rechazan el ofrecimiento del Gobierno de Alberto Fernández que fue de un 15 por ciento en cuotas, desde abril.

Fuente: La Voz del Interior. La Voz del Interior