Pablo Terraf: «El gobierno repite recetas aplicadas en 2006 que no tienen sentido»

El Gobierno nacional suspendió por 30 días las exportaciones de carne vacuna, una medida orientada a contener la presión sobre los precios que se viene registrando en los últimos meses, confirmó este lunes el Ministerio de Desarrollo Productivo.

La decisión fue comunicada este lunes por el presidente Alberto Fernández a representantes del sector nucleados en el Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas ABC, a quienes aclaró que la misma podría levantarse antes si se observan «resultados positivos».

La suspensión de las exportaciones por 30 días se determinó «como consecuencia del aumento sostenido del precio de la carne vacuna en el mercado interno» y forma parte de «la instrumentación de un conjunto de medidas de emergencia».

Ante esta situación, DIARIO SAN FRANCISCO se comunicó con el ingeniero agrónomo Pablo Terraf que expresó «lo que está haciendo el gobierno es repetir recetas aplicadas en el 2006 en donde con precios récord a nivel internacional nos comemos la producción local».

«Hay que tener en cuenta que si no tenemos el mercado abierto, satura el interno con el producto. Al saturar, hace que el precio descienda por la simple curva de oferta y demanda» agregó el profesional.



Asimismo comentó «al bajar el precio, deja de ser rentable para el productor porque produce esos kilos de carne a través del grano de maíz que tiene un costo de commoditie que es internacional,  el cual está muy elevado y lógicamente que al no poder exportar teniendo una economía cerrada y una moneda débil termina sobre stockeando el mercado que termina repercutiendo a largo plazo en un desabastecimiento».

«La carne compite contra la leche y la soja. Lógicamente que en un año con commoditie alto, hace que gane siempre la soja contra la carne. Vamos a tener mucha soja y poca carne» indicó.

«El gobierno lo que está haciendo es tirarse un tiro en el pie aplicando viejas políticas» culminó.

Cese de comercialización lanzó la mesa de enlace

La Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias convocó a un cese de comercialización de hacienda vacuna desde el jueves y hasta el viernes de la semana próxima, en rechazo a la medida de cierre de exportaciones de carne anunciada por el Gobierno nacional. El paro que se realizará desde las 0 hora del 20 de mayo hasta las 24 del 28 de mayo. Este mediodía, las entidades dieron una conferencia de prensa virtual en la que ampliaron sobre los alcances de la medida.

“Desde la razón económica no se puede explicar esta medida. El enemigo buscado sobre todo para el kirchnerismo, somos el campo y sirve para tapar muchas cuestiones que están pasando, como la pandemia, la salud y el avance sobre la Justicia, entre otras. El campo esta muy disgustado y queremos expresarlo a partir del cese de comercialización y los seguiremos hablando con nuestras bases. Ya recibimos el apoyo de otros sectores de la cadena de ganados y carnes”, dijo Daniel Pelegrina, titular de la Sociedad Rural Argentina (SRA).



Desde Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Jorge Chemes aseguró: “Hay que expresar de alguna manera el malestar que hay en el interior productivo por la medida que adoptó el gobierno, que va en el sentido contrario a lo que necesitamos que es incentivar la producción para abastecer el mercado interno y externo”.

Carlos Achetoni, de Federación Agraria, señaló que “nunca he visto una decisión tan unánime de todos los sectores de la producción a repudiar una medida del Gobierno y salir juntos a la Mesa de Enlace a defender el patrimonio nacional. No vamos a permitir que se pierdan puestos de trabajo, mercados internacionales y que la Argentina vaya camino al abismo”.

“Es un momento difícil en nuestro país y lamentablemente le decimos al Gobierno que este no es el camino. El intervencionismo y las medidas aisladas no son la forma de cuidar la productividad y el bolsillo de los argentinos. No hay plan económico, de producción y al cual se pueda arribar a una mayor producción. El problema de precios es la macroeconomía”, indicó Carlos Iannizzotto de Coninagro.