Ofertan salario inicial de 200 mil pesos para médicos sin especialidad

La ministra Barbás realizó la propuesta a los delegados de los profesionales, aunque no alcanzaría a cubrir las demandas.


El Gobierno realizó este lunes una oferta económica para los médicos y trabajadores del sector de la salud, en el marco de lo que considera una “mesa de diálogo” que procura destrabar el duro conflicto que mantiene afectada, en distinta proporción, la prestación de servicios en hospitales y en centros de atención de la Provincia.

La propuesta fue trasladada este lunes a siete delegados de los equipos de salud por la propia ministra del área, Gabriela Barbás, y avanza sobre el nudo del planteo efectuado por los profesionales: una recomposición salarial por encima de lo acordado en paritarias con el Sindicato de Empleados Públicos (SEP).

Más allá de los números que se barajaron en esa mesa, el solo hecho de que se haya realizado el encuentro es un dato en sí mismo. “Fue mucho más representativa que en los contactos anteriores”, puntualizó Juan Pablo Viglione, uno de los delegados médicos de Río Cuarto.

Además de Barbás, estuvieron el secretario de Salud, Sergio Metrebian; su par de Prevención y Promoción, Analía Cudolá; el director del Instituto de Investigación y Planificación Sanitaria, Rodolfo Rodríguez, y el exministro y actual legislador oficialista Francisco Fortuna.

“Fue una reunión muy cordial y respetuosa en la que se plantearon todos los temas y decisiones en las cuales ya el Ministerio de Salud ha decidido avanzar y profundizar”, relató Barbás. Para este martes, se prevé otro encuentro en el que los delegados darían una respuesta.

Sin embargo, el acuerdo entre las partes todavía está lejos. A partir de la definición de que “todo el equipo de salud es considerado un recurso humano crítico”, la ministra indicó que se presentó “un incremento del sueldo básico para todos los cargos del equipo de salud” comprendidos por la ley 7.625 (los profesionales).

También se propuso “la incorporación al básico de adicionales que hoy figuran como montos fijos, tanto remunerativos como no”, dijo. Habrá un porcentual diferenciado del 40% de aumento en el básico para el grupo ocupacional 1 y 20% para el resto de los grupos definidos por la ley.

Asimismo, se incluirá “un incremento del adicional por especialidad, poniendo en valor y jerarquizando a los profesionales de formación continua”, afirmó Barbás.

En conclusión, “un médico recién recibido que ingresó en diciembre, sin título de especialidad y sin guardias, con 35 horas semanales, pasará a tener un salario inicial de bolsillo de 200 mil pesos, el piso”, apuntó la ministra.

Para el resto del personal, quienes están comprendidos en la ley 7.233, se incorporarán adicionales, como el correspondiente a día inhábil, semana no calendario y tareas nocturnas, “actividad por la que hoy no son reconocidos salarialmente”, remarcó.

DIFERENCIAS APRECIABLES

Pero, según el delegado Viglione, este comienzo de la negociación todavía debe pulir varios aspectos. “No compartimos parte de las propuestas porque los puntos que reclamamos están cambiados de foco”, explicó anoche.

Detalló que el salario básico de 200 mil pesos de bolsillo mencionado por Barbás parte del aumento para el año pactado por el Gobierno con el SEP en paritarias, más un incremento del 40%. “Así estaríamos en 140% de aumento y nosotros pedimos el 200%”, insistió.

Dijo que ese porcentual deviene de que, en los últimos 10 años, la inflación se situó en el 800%, mientras que las recomposiciones para el sector sumaron el 600%, comparó.

Recalcó que la oferta no contempla una recomposición para el personal no médico (enfermeros, administrativos, etcétera), sino solamente adicionales. “Hemos pedido un aumento salarial para la gente de la ley 7.233″, agregó.

De cualquier manera, Viglione aseguró que la propuesta oficial será analizada y habrá una respuesta para la reunión prevista para este martes. Si en ese encuentro no hay una salida, el jueves se produciría otra marcha.

Fuente: La Voz del Interior.