Llega la misión del FMI: el Gobierno busca un punto de apoyo

Hoy arribará al país una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) en un contexto donde el Gobierno nacional busca, como define el ministro Martín Guzmán, “tranquilizar la economía”. En esa línea, ayer hubo una reunión multisectorial en la Casa Rosada, a los fines de avanzar hacia un “pacto social”, en una “agenda de reconstrucción nacional”.

La visita de la delegación del Fondo constituye el primer paso en el marco de las negociaciones encaradas con la Argentina para acordar un nuevo programa de financiamiento respecto a los 44 mil millones de dólares tomados como deuda por el gobierno de Mauricio Macri.

La misión del FMI está encabezada por Julie Kozack, directora adjunta del departamento del Hemisferio Occidental del FMI; y Luis Cubeddu, jefe de misión para Argentina.

El Gobierno recibe a la delegación después de lanzar la semana pasada un paquete de medidas económicas y monetarias, para apuntalar el nivel de actividad, recomponer las reservas y ganar confianza en el mercado.

Kozack y Cubbedu, junto al representante permanente del Fondo en la Argentina, Trevor Alleyne, mantendrán reuniones con miembros del equipo económico de Guzmán.

El ministro ha dicho que el paquete de medidas anunciado busca “promover sectores clave para el desarrollo de bienes exportables y promover el mercado interno, en particular promover la construcción, clave en la recuperación económica”.

El vocero del FMI, Gerry Rice, según informó la agencia Télam, anticipó que el objetivo principal de la misión será conocer en mayor detalle los planes económicos y las prioridades de política de las autoridades argentinas que podrían sustentar un plan respaldado por el FMI.

La delegación del FMI también mantendrá reuniones con representantes del Congreso, del sector privado, sindicatos y de la sociedad civil.

Argentina “ha adoptado un conjunto de políticas para abordar las necesidades derivadas de la pandemia; ha completado su importante reestructuración de la deuda denominada en moneda extranjera, al tiempo que comienza a trabajar en una agenda económica más integral”, reconoció Rice.

Sobre el nuevo acuerdo que se empezará a discutir, el vocero del FMI dijo: “El financiamiento asociado a un nuevo programa del FMI ayudaría a la Argentina a satisfacer sus necesidades de balanza de pagos, incluidas las relacionadas con sus obligaciones sectoriales oficiales”.

Ayer, el presidente Alberto Fernández mantuvo una comunicación telefónica con el primer ministro del Reino de los Países Bajos, Mark Rutte, quien manifestó su apoyo a la Argentina en las negociaciones con el FMI.

La “reconstrucción”

Mientras tanto, ayer hubo una cumbre multisectorial en la Casa Rosada con el objetivo de avanzar hacia un acuerdo económico y social que pueda sostener en el tiempo la recuperación del país.

La reunión fue presidida por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, a quien acompañaron los ministros que integran el llamado “gabinete económico”. En la mesa también se sentaron representantes de la CGT (con siete dirigentes), la CTA y la CTEP; Miguel Acevedo y Carolina Castro por la Unión Industrial Argentina, las cámaras de Comercio y de la Construcción; José Martins por el Consejo Agroindustrial (que mañana volverá a reunirse con el gobierno) y dirigentes de la banca pública y privada. La Mesa del Enlace, en abierto enfrentamiento con el Gobierno, no envió representantes.

El Gobierno bautizó el encuentro como de “reconstrucción” del país. Los ministros reiteraron la consigna presidencial de avanzar hacia una agenda de “trabajo y producción”.

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, dijo que se conversó sobre la agenda inmediata. “El inicio de las reuniones con el Fondo y la necesidad de impulsar un proceso de desarrollo son los objetivos”, dijo el ministro, líneas que fueron compartidas con los presentes. Moroni dijo que hubo acuerdo para organizar mesas sectoriales, y buscar “soluciones particulares”.

El ministro Guzmán habló de la necesidad de “involucrar” a todos los sectores “como se hizo con los acreedores externos”, en las negociaciones con el FMI. “Queremos un programa distinto al stand by anterior acordado en 2018”, dijo Guzmán.

La recaudación se situó arriba de la inflación

En septiembre aumentó el 43,7% respecto a igual mes de 2019.

“La recaudación tributaria creció en septiembre un 43,7% en comparación con el mismo mes del año anterior, reflejándose una variación positiva en términos reales, hecho que no se observaba desde noviembre de 2019”, informó anoche el Ministerio de Economía de la Nación. Alcanzó los 606.508 millones de pesos (contra 422.012 de igual mes del año pasado). Los tributos relacionados con el trabajo y el empleo registraron una fuerte suba en términos interanuales (+41%). El IVA estuvo un 22,8% por encima en recaudación total.

El dólar “blue” cerró a $ 151 y los financieros subieron

La búsqueda de nuevos equilibrios volvió a ser la constante en el mercado cambiario desde que el Banco Central modificó su estrategia monetaria, donde ayer se destacó la avanzada con la que los dólares paralelos se acercaron al valor histórico del blue, que terminó el día a 151 pesos.

En el arranque de la semana, la presión pareció centrarse en las operaciones bursátiles con las que se accede a los dólares del Mercado Electrónico de Pagos (MEP) y al Contado con Liquidación (CCL). Ambos son legales y se consiguen mediante transacciones entre privados, a las que acceden un reducido grupo de compradores con conocimientos financieros.

El dólar MEP saltó en la víspera 1,9% hasta llegar a los 140,79 pesos, mientras que el CCL (con el que los dólares quedan depositados en una cuenta en el exterior) registró un incremento aún mayor, de 2,6% y terminó a 149,55 pesos, muy cerca del blue.

En tanto, el dólar ahorro (que incluye los recargos del 30% del Impuesto País y del 35% a cuenta de Ganancias y Bienes Personales) avanzó otros 31 centavos para ubicarse a 136,33 pesos.

“Igualmente no hay que perder de vista que moderaron la suba ya que por momentos se llegaron a ver aumentos del 4% en la cotización de estos tipos de cambio”, dijo Rava Bursátil.

Y en el mercado mayorista, el Central tuvo que volver a intervenir con ventas de hasta 10 millones de dólares para evitar sobresaltos en la moneda de referencia, que terminó a 77,01.

Para Moody’s, no se frenará la desconfianza

“Las medidas anunciadas el jueves pasado por el Gobierno argentino para frenar la caída de las reservas del BCRA no tendrían suficiente impulso para cambiar el actual humor del mercado”, dijo Carlos De Nevares, vicepresidente y analista senior de la consultora Moody’s en Argentina. A través de un comunicado, De Nevares agregó: “Con esto creemos que el flujo actual de retiro de depósitos en moneda extranjera continuará.

Fuente: La Voz del Interior. La Voz del Interior