martes 29 de septiembre 2020
San Francisco, Córdoba, Arg
  • T:20º
  • H:49º
Economía - 16 septiembre, 2020

El impacto de las nuevas medidas sobre el dólar

El dólar blue subió a $145 y alcanzó un nuevo récord en el inicio de las restricciones. La divisa trepó 14 pesos o 10,7% después de medidas oficiales. La brecha respecto del mayorista se acercó al 100 por ciento.

Después del endurecimiento de los controles del Banco Central sobre el el mercado de cambios para desalentar consumos en el exterior, compra de divisas para ahorro y operaciones cambiarias con bonos, el centro de atención se trasladó al mercado informal, que opera por fuera del férreo cepo.

Después de después de las nuevas restricciones del Banco Central, la divisa estuvo operada a valores récord. El blue se negoció al cierre en un rango de 142 a 145 pesos -según los montos involucrados-, por encima del máximo de $140 del 24 de julio. El billete subió 14 pesos o 10,7% y la brecha con el solidario, a $130,76 (Banco Nación), se redujo a 8,9 por ciento. En ese contexto, varios bancos de la City suspendieron la venta de dólares para adaptar sus sistemas informáticos.

La entidad monetaria mantuvo el límite de compra de divisas para atesoramiento, denominado ‘dólar ahorro’, en 200 dólares mensuales, con un impuesto del 30%, pero ahora quien haga la operatoria tendrá un nuevo recargo del 35% como anticipo del Impuesto a las Ganancias, que llevó al dólar minorista por encima de los 130 pesos, casi en una convergencia con las cotizaciones alternativas en la Bolsa y el mercado paralelo.

El dólar mayorista ascendió seis centavos, a 75,25 pesos. En el transcurso de 2020 suma un incremento del 25,6 por ciento. La brecha entre el oficial mayorista y el dólar blue alcanzó el 92,7 por ciento.

El monto operado en el segmento de contado sumó USD 197,1 millones, algo inferior al de las anteriores ruedas de septiembre, por encima de los USD 200 millones diarios.

“La divisa norteamericana operó con tendencia vendedora en una rueda en la que el BCRA quedó con saldo positivo por su intervención”, indicó Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio. “Según fuentes privadas del mercado, la autoridad monetaria habría tenido compras netas por USD 15 millones, aproximadamente”, acotó.

“Dio la sensación que hubo más oferta. Las importaciones tuvieron curso normal y es probable que el ‘hilo se corte por los más fino’ del lado de las empresas que tienen que afrontar vencimientos de deuda en el exterior por más de un millón de dólares, ahora más pendientes de las cotizaciones del contado con liqui y el MEP”, comentó Sebastián Centurión, agente de ABC Mercado de Cambios.

En los bancos el dólar minorista promedió los $131,26 para la venta, con la doble imposición del impuesto PAIS y el anticipo de Ganancias.

Un dato importante que explica por qué escaló el blue es que la oferta en el mercado paralelo se extinguió por el salto del dólar solidario. En las “cuevas” están tomando a la divisa a $137, con lo que la ganancia por las operaciones del “puré” -comprar oficial y vender en el informal- dejan una ganancia muy exigua de $1.435 cada USD 200, que no amerita correr el riesgo de desprenderse de las divisas.

El economista Gustavo Ber dijo a Infobae que el BCRA resolvió “medidas que atacan a la oferta y a la demanda de divisas, en búsqueda de restablecer el equilibrio que se está perdiendo y calmar este continuo drenaje de reservas que esta teniendo lugar y que es insostenible”.

“No creo que sea una sorpresa para el mercado que se hayan tomado estas medidas, dado que el BCRA venía perdiendo reservas a una velocidad no deseable. En lo personal, sin embargo considero que el enfoque que toma el BCRA es errado, debido a que estas restricciones a la demanda, también serán una restricción a la oferta de dólares. Es muy difícil que en este contexto quienes tienen dólares piensen en liquidarlos, con lo cual terminan siendo medidas que han demostrado ser muy poco eficientes a lo largo de los años”, subrayó el analista financiero Ruben Ullúa.

“Hoy en día, sobran los dólares en el mundo, de igual modo el argentino con capacidad de ahorro también ya se encuentra dolarizado, con lo cual insisto que hay un error en el enfoque del BCRA que debería tomar medidas que incentiven la oferta de dólares, en vez de desalentar la demanda”, dijo Ullúa a Infobae.

Las paridades bursátiles de contado con liquidación y MEP también avanzaron un 3%, a 132 y 126 pesos, respectivamente.

El BCRA explicó a través de un comunicado que “la iniciativa se propone mantener el cupo de 200 dólares mensuales vigente, pero desalentar la demanda de moneda extranjera que realizan las personas humanas con fines de atesoramiento y gastos con tarjeta”,

“A los efectos de priorizar la asignación de divisas a la recuperación del crecimiento económico y el empleo, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) establece un mecanismo de percepción a cuenta del pago de los impuestos a las Ganancias y sobre los Bienes Personales del 35% para las operaciones de formación de activos externos de personas humanas y las compras con tarjetas en moneda extranjera”, indicó el BCRA.

Otra medida es que las transacciones con tarjeta en moneda extranjera aplicarán al cupo de USD 200 mensuales para el dólar solidario. Y si se gasta por encima de esa cifra se computarán para los meses subsiguientes.

“Estas medidas buscan resguardar las reservas internacionales, pero limita el acceso a quienes procuran divisas exclusivamente con fines de ahorro. Por lo que muchos optarán por obtener divisas en el mercado informal y eso generará un salto en el precio del dólar en este mercado”, señalaron desde Research for Traders.

Por su lado, las empresas deberán presentar ante la entidad un detalle de un plan de refinanciación. Así, podrán acceder solo al 40% de las necesidades de dólares para hacer frente a las deudas financieras y deberán renegociar el resto.

Este concepto, más que las ventas minoristas, fue el principal motivo por el cual cayeron las reservas del BCRA, pues la mayor parte de los depósitos se contabilizan como activos brutos, pero la cancelación de compromisos privados con el exterior sí provocan un drenaje de divisas de la economía local.

“El BCRA se propone reducir la participación de grandes empresas en las líneas de financiamiento que las entidades financieras ofrecen para la prefinanciación de exportaciones”, señaló la entidad que conduce Miguel Pesce.

En otra medida, el BCRA puso en marcha una estrategia de normalización financiera, que implicará la eliminación de la posibilidad de que los agentes financieros no residentes lleven adelante operaciones de liquidación de títulos valores contra moneda extranjera, a fin de regular la salida de divisas mediante el mercado de capitales local.

Fuente: Infobae