sábado 5 de diciembre 2020
San Francisco, Córdoba, Arg
  • T:22º
  • H:55º
Salud - 20 noviembre, 2020

Córdoba proyecta vacunar a 1,1 millones entre enero y febrero

Lo anticipó el ministro de Salud, si se confirma la llegada de partidas para los primeros días de 2021. Especulan con tener acceso a tres vacunas diferentes el año próximo.

Afines de diciembre o comienzos de enero llegaría al país la primera tanda de vacunas Sputnik V, provenientes de Rusia. Con ellas se estrenaría también en esta provincia el plan de vacunación contra el nuevo coronavirus.

Días después, se daría el arribo de las norteamericanas del laboratorio Pfizer. Y hacia marzo, sería el turno de las británicas que desarrollaron la Universidad de Oxford y la firma AstraZeneca, que tiene en marcha un centro de producción en Argentina.

Es es el cronograma tentativo que ayer planteó el ministro de Salud de Córdoba, Diego Cardozo.

Para llegar allí, resta aún que todas esas vacunas culminen sus ensayos de fase 3 con buenos resultados y que obtengan las autorizaciones de los entes reguladores.

Pero esas tres, más la norteamericana del laboratorio Moderna, dicen estar a semanas de cerrar el proceso.

Cardozo apuntó que Córdoba ya inició reuniones con funcionarios de Salud del Gobierno nacional para resolver la compleja logística que será necesaria para recibir, almacenar, distribuir y aplicar millones de vacunas en poco tiempo. Ya se habla de ese plan de vacunación como del “más grande de la historia”.

Cardozo dijo que, según los datos que le notificó la Nación, en diciembre arribaría la primera partida de la vacuna rusa. “También llegaría a los pocos días la de Pfizer”, marcó. “Y hacia marzo tenemos entendido que estará disponible la de Oxford”, completó.

Un ejemplo de la complejidad logística que implicarán esos operativos de vacunación masiva es que la Sputnik V debe ser preservada a 18 grados bajo cero. La de Pfizer demanda frío estable de 70 grados bajo cero. Y la de Oxford impone menos exigencias en ese sentido: entre –2° y –8° para su adecuada conservación.

Tal como anticipó este diario, la Provincia convocó para hoy a una subasta electrónica para la adquisición de un centenar de grandes freezers, de características especiales, con este fin.

Cardozo reiteró que el criterio del gobernador Juan Schiaretti es lograr una disponibilidad suficiente para vacunar a todos los mayores de 18 años en esta provincia.

Se trata de 2,7 millones de personas. que implicarían más 5,4 millones de aplicaciones, dado que las tres vacunas que hasta ahora se ven cercanas para Argentina requerirán de dos dosis. De todos modos, como en el país, será voluntaria y no obligatoria.

La prioridad –ratificó Cardozo ayer– será la inmunización de una población objetivo de 1,1 millón de personas que incluyen al personal de salud, de seguridad y a los grupos de riesgo.

“Esas personas recibirían la primera dosis apenas iniciado enero y la segunda, a las tres o cuatro semanas, en febrero”, precisó el ministro, aunque luego admitió que los plazos reales dependen de la evolución de los desarrollos y de las aprobaciones de las vacunas a nivel internacional.

Última fase

Mientras, en el mundo se suceden cada día nuevos anuncios sobre los avances provisorios que van arrojando esos desarrollos.

Científicos de la británica Universidad de Oxford y su socia AstraZeneca precisaron que aguardan para fines de diciembre los resultados de las pruebas de fase 3, sobre miles de personas alrededor del mundo, para determinar si su vacuna es segura y eficaz.

Otras dos farmacéuticas, las norteamericanas Pfizer y Moderna, difundieron días atrás los resultados preliminares de sus pruebas de fase avanzada, según los cuales sus vacunas son efectivas en casi 95%. Poco antes, desde Rusia se anunciaba un resultado similar para su vacuna Sputnik V.

A la vez, Pfizer y su socia alemana BioNTech anticiparon que hoy presentarían su pedido para la aprobación regulatoria final de su vacuna.

“Si el 95% de la gente usara barbijo, no harían falta restricciones”

“Si el 95% de la gente usara barbijo, los cierres serían innecesarios”. Así lo señaló el director regional de Europa para la Organización Mundial de la Salud (OMS), quien alentó el uso masivo de tapabocas como el método más eficaz para controlar el coronavirus. Hans Kluge señaló que sólo el 60% o menos de la población europea usa barbijo, y que si esa cifra llegara al 95%, combinado con otras medidas, se evitarían los cierres de actividades. Varios países de Europa viven una segunda ola de contagios que obligó a hacer regresar todo tipo de restricciones.

Fuente: La Voz del Interior. La Voz del Interior