El Colegio de Arquitectos solicita la reactivación paulatina de la actividad

El aislamiento social, preventivo y obligatorio está afectando a todas las personas que ejercen en forma independiente su actividad. Uno de ellos son los arquitectos que ven imposibilitado su trabajo desde hace varias semanas por lo que desde el Colegio de Arquitectos Regional II vienen llevando a cabo medidas para paliar la situación de varios de sus afiliados con el fondo de emergencia y tratando en particular cada caso según su gravedad.

DIARIO SAN FRANCISCO dialogó con Nicolás Paulín, presidente del Colegio que expresó «desde el comienzo venimos trabajando para disminuir el impacto que ha tenido en nuestra actividad».

En tanto indicó sobre el fondo de emergencia «la prioridad fue para personas que no están pasando un buen momento. Según cada caso se evaluó y se entregó el beneficio excepcional». A lo que agregó «esta es una primera etapa aunque si se mantiene el aislamiento se analizará su continuidad».

La ayuda asciende a a $10.000 con el cumplimiento de varios requisitos entre los cuales deben estar matriculados y habilitados hasta 2019 en la Regional II, tener cierta categoría de monotributo, sin relación de dependencia, grupo familiar sin ingresos, no tributar bienes personales y no ser autoridad ni parte de la comisión del Colegio.

Hoy se le suma otro grave problema, el estado provincial suspendió el Programa P.I.P que abarcaba a 250 profesionales recién recibidos de la regional que desempeñaban tareas en estudios de arquitectura «esta noticia fue muy impactante para los beneficiarios del plan y bajo nuestro entendimiento no podrían tener problemas en continuar trabajando ya que lo hacen desde su casa. No es un subsidio, es un sueldo porque trabajan» agregó Paulín.

Además comentó «hoy estamos trabajando con la mayoría de los municipios de nuestra regional para ayudar a plantear la reactivación paulatina de la actividad priorizando la salud a quienes correspondan».

«Hemos hecho un protocolo de pautas de lo que debería cumplir cada uno en una obra pero sabemos que en el interior de la provincia la mayoría del personal lo hace en forma informal exponiéndose a cosas que no corresponden. Sabemos que muchos, ante la falta de dinero, están volviendo a trabajar sin medidas sanitarias según lo dispuesto por el Ministerio de Salud de la Nación» añadió el profesional.


Las obras de construcción están paralizadas


Hoy solicitan que por medio del gobernador, llegue el pedido al presidente para que la actividad de la construcción vuelva de a poco a la normalidad.

«Nosotros queremos que lentamente podamos volver a ejercer nuestra profesión. Es un pedido expreso a las autoridades y por eso llevamos a cabo reuniones diariamente», culminó el presidente del Colegio de Arquitectos Regional II.