jueves 25 de febrero 2021
San Francisco, Córdoba, Arg
  • T:29º
  • H:61º
Locales - 22 febrero, 2021

Tormentas y arbolado: “Activamos un rápido protocolo para brindar una respuesta eficiente”

En lo que va del corriente año San Francisco tuvo cuatro significativas tormentas, las que, a partir de las fuertes ráfagas de viento y el registro de precipitaciones de distinta intensidad, hicieron que varios ejemplares del arbolado urbano, tanto de espacios públicos como del frente de las viviendas de particulares, se caigan o quedaban cerca de caerse, significando en este último caso un potencial riesgo para los vecinos, para el cableado o para la infraestructura.

Vale recordar que el municipio encaró el año pasado un Plan de Reforestación de más de 1000 ejemplares.

El secretario de Servicios Públicos, Hobey Salvático, habló sobre esta situación y contó cómo es el protocolo que sigue la secretaría a su cargo frente a los fenómenos climáticos: “Los trabajos de las diferentes direcciones que componen la Secretaría de Servicios Públicos frente a una tormenta, se realizan antes, durante y después de la misma. Antes, con el recorrido, limpieza y mantenimiento, tanto de los canales de desagües, alcantarillas y bocas de tormenta para evitar obstrucciones. En el caso de los canales, limpiamos las bocas con las máquinas y luego volvemos a hacerlo una vez finalizada la tormenta ya que al agua arrastra sedimentos y basura”, especificó y agregó que “en lo que refiere a las bocas de tormenta, tras las lluvias y fuertes vientos que tuvimos durante el feriado de carnaval, hemos limpiado las de calle Moreno, Alem y Bv. Buenos Aires, por ejemplo”.

Más allá de su labor diaria, para el caso de las tormentas, la Secretaría de Servicios Públicos de la Municipalidad de San Francisco activa un protocolo de trabajo que incluye tareas antes, durante y después del fenómeno meteorológico previsto, con la finalidad de brindar una respuesta con la mayor eficiencia posible para garantizar la vuelta a la normal situación lo antes posible

Ya durante el trascurso de estos fenómenos meteorológicos, “prestamos colaboración junto a Defensa Civil con la Dirección de Policía Municipal, con el corte de aquellas calles que anegan, si bien muchas de ellas ahora desagotan más rápido debido a las obras de desagües que se hicieron durante la gestión del intendente Ignacio García Aresca”, dijo Salvático.

El director general de Servicios Públicos, Darío Muratore, agregó por su parte: “También, mientras continúa una tormenta, quedamos atentos a los reclamos de árboles caídos, ramas o árboles por caer que se registren a la Línea de Atención al Vecino-103- para acudir al sector con las cuadrillas y con los bomberos voluntarios, a quienes agradecemos su permanente colaboración. Allí achicamos el árbol, cortándolo o podándolo, evacuamos el peligro que pueda estar ocasionando, ya sea por estar atravesando la calzada, o porque pueda causar un riego al vecino o la estructura”, añadió. “El día después de la tormenta, concurrimos al mismo lugar para remover el ejemplar con las palas mecánicas y camiones y para trasladarlo al relleno sanitario”, finalizó relatando el funcionario.

Si bien alrededor de 60 ejemplares arbóreos se perdieron tanto en espacios públicos como frente de viviendas con las tormentas este 2021 (cabe recordar que el período donde se registran las mayores tormentas en el país va de noviembre a marzo), el año pasado, a través del Plan de Reforestación Urbano 2020 y con colaboración de los centros vecinales, se llevó a cabo la plantación de más de 1000 árboles de diferentes especies en plazas y espacios públicos

Muratore, a su vez, recordó que “los vecinos tienen responsabilidad sobre sus árboles, es decir que, en caso de haber sufrido la caída de un ejemplar, deben reforestarlo, controlarlo y podarlo en caso de enredo. Al municipio le corresponde hacerlo en los espacios públicos”.

Por último, ambos aprovecharon para volver a pedirles a los vecinos que al sacar la basura “lo hagan en los lugares correspondientes, que no la arrojen en los canales, baldíos, calles o veredas, y que no la saquen ante el pronóstico de tormenta para evitar tapar justamente las bocas de tormenta”.