domingo 19 de septiembre 2021
San Francisco, Córdoba, Arg
Deportes - 2 octubre, 2019

River venció a Boca en la primera semifinal de la Copa Libertadores de América

Con goles de Rafael Santos Borré e Ignacio Fernández, el «Millonario» superó a Boca en el superclásico de ida disputado en el Monumental de Nuñez.

La primera semifinal de Copa Libertadores 2019 fue para River Plate. El campeón vigente del torneo continental superó en juego y en el resultado a su clásico rival Boca. Fue 2-0 en el Monumental y se definirá el 22 del corriente en la Bombonera.

En los dirigidos por Marcelo Gallardo fueron importantes los internos, siempre equilibrados por Enzo Pérez. En Boca se destacaron el arquero Esteban Andrada y el defensa central Izquierdoz.

Una llave que queda abierta, pero en el que el «Millonario» expuso sus virtudes y tuvo para marcar más.

Tuvo un papel importante el VAR, ya que alos 7′ minutos abrió el marcador River, a través de un tiro penal cobrado a instancias de este sistema tecnolñogico.

La falta la cometió Emanuel Mas y el colombiano Santos Borré lo cambió por gol.

El primer Superclásico empezó con todo: combinación del elenco local, tapada de Andrada y penal de Mas a Borré, advertido luego por el VAR y convertido por el colombiano. Tremendo, porque antes de que cobraran la sanción el cordobés «Bebelo» Reynoso tuvo un ataque que terminó mal.

River empezó a imponer condiciones, pero Boca estaba muy bien parado. Firme con MacCallister como eje del mediocampo del equipo de Alfaro, batallando con Enzo Pérez, una de las figuras de la primera etapa.

A los 41 minutos apareció la gran figura del arquero Andrada para frenar lo que podía haber sido el 2-0 para el «Millonario».

Y un minuto más tarde, Nicolás Capaldo desaprovechó increíblemente una oportunidad única. Una contra donde estaba mal parado River, «Wanchope» Abila lo habilitó a Capaldo que la tiró arriba.

Los dirigidos por Marcelo Gallardo fueron superiores en esa primera etapa, pero mostró algunas falencias defensivas.

Aún así, el «Millonario» fue mejor. Izquierdoz y Andrada fueron vitales para mantener la mínima diferencia.

En el complemento creció el juego de «Nacho» Fernández. Pero Boca emparejó el juego en el mediocampo, aunque muy desconectado de sus delanteros. El cordobés Abila jugó muy en solitario y debió renegar con los defensores.

A los 25 minutos una excelente jugada combinada, con Matías Suárez como protagonista, que asistió a Fernández para convertir el 2-0.

Alfaro puso delanteros, pero no le alcanzó; y River tuvo para ampliar diferencias.

Ganó River y se vivirá un mes de expectativas de cara a la revancha en tierras boquenses.