Residentes piden aumento, guardias con descanso y más supervisión

Aseguran que trabajan más de lo previsto y con sueldos que no les alcanzan. En las clínicas privadas el reclamo es el mismo.


El jueves pasado, médicos residentes y concurrentes de Córdoba realizaron una jornada de protesta contra sus condiciones salariales y de trabajo. La medida fue convocada por un colectivo que reúne a más de 700 profesionales. Se trata de doctores recientemente recibidos que atienden las guardias, los internados y hacen intervenciones complejas, a pesar de no contar aún con una especialización.

Se pudo adentrar en la realidad que viven cada día. Durante la movilización, remarcaron que trabajan entre 60 y 85 horas semanales. A cambio, reciben una remuneración que oscila entre los 280 y los 800 pesos por hora trabajada.

“Hacemos jornadas de 24 o 36 horas, con casos en los que no se otorga el descanso post guardia. La mayoría de los reglamentos indican que deben ser de 12 horas y debe haber descanso luego de las guardias nocturnas”, explicaron desde el Colectivo de Residentes y Concurrentes de Córdoba.

María José es concurrente de segundo año del servicio de Dermatología del Hospital Pediátrico del Niño Jesús. “En el servicio somos 13 concurrentes. Es decir, 13 médicos ya recibidos que trabajan gratis. No contamos con sueldo, obra social ni ningún otro derecho laboral. El servicio y la atención a los pacientes se mantiene gracias a nosotros, porque la demanda y el caudal de gente son elevados”, contó la joven profesional.

En general, junto a sus colegas atienden a más de 100 pacientes por día. Trabaja de lunes a jueves, de 8 a 14. “Nos sentimos invisibles para el Ministerio de Salud. Nos vemos en la encrucijada de alzar la voz para que se nos reconozca, pero con el riesgo de perder nuestros cargos y nuestras formaciones”, lamentó.

Carlos es médico residente del servicio de Pediatría del Hospital de Niños de la ciudad de Córdoba. “Nuestra jornada laboral habitual se extiende desde las 8 hasta las 16, según el contrato. Pero hacemos más horas de lo estipulado. Además cumplimos seis guardias mensuales de 24 horas”, contó y dijo estar extenuado. A diario examina pacientes, indica tratamientos, solicita estudios complementarios, entre otras tareas.

“Luego de que se retiran los médicos especialistas de planta, los residentes estamos a cargo de cuatro salas de internación común y una sala de pacientes oncológicos y trasplantados. Atendemos entre 120 y 150 pacientes sin supervisión”, alertó. En los últimos seis meses, detalló el médico, renunciaron dos practicantes de primer año.

En las instituciones privadas la situación es similar. Pero los residentes aseguran que la instancia de formación es casi nula. “Queremos que se cumpla con la formación académica. Nos hacen pasar las horas y horas en la clínica”, reclamó una fuente que pidió reserva de su identidad. “Tenemos pacientes a cargo que requerirían de una supervisión constante, pero no contamos con ese acompañamiento”, manifestó.

Otro médico residente dijo que la carga laboral es altísima y pasan más de dos días sin dormir. “El contrato dice que tenés que estar a disposición full time. Siempre se terminan cumpliendo más guardias de las estimadas”, lamentó.

Desde el Ministerio de Salud de la Provincia, señalaron que esperan tener en los próximos días una reunión con los representantes de los médicos residentes, para analizar sus demandas y eventualmente brindar respuestas a los planteos.

Fuente: La Voz del Interior.