viernes 24 de septiembre 2021
San Francisco, Córdoba, Arg
Locales - 4 octubre, 2017

¿Quién fue San Francisco de Asís? Santo Patrono de nuestra ciudad e inspirador de Jorge Bergoglio

La increíble historia de un hombre que vivió poco más de 40 años y abandonó su riqueza para dejar un legado que lo trascendió y marcó un camino fuertemente comprometido con los que menos tienen y el respeto por la naturaleza.

Religioso y místico italiano, fundador de la orden franciscana. Casi sin proponérselo lideró un movimiento de renovación cristiana que, centrado en el amor a Dios, la pobreza y la alegre fraternidad, tuvo un inmenso eco entre las clases populares e hizo de él una veneradísima personalidad en la Edad Media.

La sencillez y humildad, sin embargo, acabó trascendiendo su época para erigirse en un modelo atemporal y su figura es valorada, más allá incluso de las propias creencias, como una de las más altas manifestaciones de la espiritualidad cristiana.

El nombre de nuestra ciudad

A lo largo de los años también han circulado varias versiones respecto de esto. Una lo atribuye a la existencia, en sus cercanías, de un fortín cuyo patrono era San Francisco de Asís. La otra, quizás más fundamentada, es la que considera que Iturraspe homenajeó a su hermano más querido, llamado Francisco, muerto el 14 de abril de 1878, bautizando con el nombre del Santo de éste a la colonia que luego devendría en ciudad. Era común que Iturraspe utilizara los nombres de sus familiares o seres queridos para llamar de esta manera a los distintos pueblos que fue gestando.

El espíritu del Santo Padre

Cuando Jorge Bergoglio eligió el nombre con el que se lo reconocerá como Papa todos los especialistas apuntaron a que lo habría adoptado en homenaje a uno de los santos más célebres de la Iglesia, San Franciso de Asís.

San Francisco de Asís nació en dicha localidad italiana durante la Edad Media y fue el fundador de la orden de los franciscanos y de la orden femenina de las clarisas, caracterizadas ambas por su voto de pobreza y austeridad.

Hijo de un comerciante rico se destacó por ser un joven de cierto renombre en su ciudad. En 1202 fue encarcelado a causa de un altercado entre las ciudades de Asís y Perugia. Luego decidió entregarse al apostolado y servir a los pobres.

Luchó contra diversos cultos que no fueron aceptados. La prisión provocó un cambio en su vida en el que decidió renunciar a los bienes heredados de su padre y predicar el apostolado y la vida sencilla. Finalmente, el Papa Inocenció III aprobó su predicación y así se fundó el orden.

Muchos piensan que Jorge Bergoglio quedó marcado por la vida del santo de Asís, algo que tendría su reflejo en el hecho que cuando fue cardenal en Buenos Aires haya sido reconocido por sus palabras y propuestas de lucha contra la pobreza. Además de su fama de hombre austero y de no ser amante de los lujos.

El primer ecologista

San Francisco de Asís nació con el nombre de Giovanni di Bernardone, llamado así por su madre en consideración de Juan El Bautista el 4 de octubre de 1181 en Umbría, Italia. San Francisco de Asís murió en 4 de octubre de 1226 a la edad de 44 años y fue canonizado (convertido en santo) el 16 de julio de 1228 por el Papa Gregorio IX.

Al cumplirse 800 años del nacimiento de San Francisco, el Papa Juan Pablo II lo declaró Patrono de los ecologistas.

Francisco se convirtió en el primer humano preocupado por el equilibrio entre animales, plantas y seres humanos. Fue el primero que se concibió a sí mismo en relación con todas las cosas creadas, teniendo un profundo respeto y admiración por todo lo que se hallaba en la naturaleza, y reconoció que las criaturas de Dios tenían una interdependencia, y que romper los lazos que las unen es una grave falta.