lunes 13 de julio 2020
San Francisco, Córdoba, Arg
Política - 28 junio, 2020

El Pacto de la Moncloa de la Sanidad

OPINIÓN: Por Eduardo Reina – Twitter: @ossoreina – Especial para Diario San Francisco

Volveremos a un cuarentena estricta con final incierto. Pueden venir miles de malas noticias, que lamentaremos seguramente, porque la pandemia de covid- 19 es implacable.

Ha demostrado que puede matar a ricos y pobres, sin importar el plasma o el corticoide. Así debemos tomarlo: como el momento más complicado e incierto que vive la sociedad argentina. Hay una herramienta para vencer la incertidumbre que este momento nos plantea, unirnos en la desgracias, para terminar uniéndonos finalmente en el éxito.

Los políticos han desarrollado un anticuerpo contra las críticas. Nada hacen por el resto, todo lo hacen por ellos y no es un tema del gobierno solamente sino también compromete a la mediocre oposición.

Hoy la clase gobernante está en la categoría de pobre y carente. Pobre, porque no tiene mirada a largo plazo, no tiene ideas más allá de pensar electoralmente. Carente, porque no tienen ideas ni proyectos, piensan desde la comodidad de un estudio de TV cómo sobrellevar la pandemia.

Los medios tampoco ayudan, solo tocan el tema porque mide y logra que se enfrenten las distintas teorías de los epidemiólogos. “Plasma si, plasma no” y miles de otras teorías que avanzan y retroceden conforme tienen mayor repercusión.

Mucha gente critica por esto a los epidemiólogos, pero la culpa es de los medios que le piden precisiones cuando en las crisis epidemiológicas no existe la matemática precisa ni la exactitud. Ayer la ex ministra española Ana Pastor, hoy diputada del Partido Popular (PP), durante la exposición de las conclusiones del grupo de Trabajo de Sanidad y Salud Pública que ha tenido lugar este jueves, dijo: «No hay nada que me gustaría más después de 20 años en esta Cámara que hubiera un gran pacto por la Sanidad.»

«No nos pondremos de acuerdo en algunas cosas, pero si fuéramos capaces de hacerlo en las más importantes, sería el mejor modo de contribuir a lo que necesitan los ciudadanos, que tienen una imagen tirando a lamentable de nosotros».

Hago mías sus palabras, el consenso es fundamental porque así lo exige la ciudadanía y entre todos debemos hacer un esfuerzo para llegar a consensuar lo mínimo para salir adelante. Sin mezquindades y con autoridad moral para dar explicaciones seguras y transparentes.

Hay cosas que no se dicen y se deberían decir, por ejemplo, que estamos ante un riesgo tan grande del cual el gobierno en soledad no podría salir.

Si no podemos llegar a un pacto económico social, busquemos mínimamente un pacto en la salud, con los puntos básicos que cada uno responsablemente debería cumplir
. Desde lo estrictamente médico al asistencialismo necesario para que el que no puede tenga un pasar digno dentro de esta tremenda crisis que estamos viviendo.

Dar sin recibir nada a cambio es un hábito que muy pocas personas tienen y solo algunos saben que algo bueno saldrá de eso, ya sea para sí mismos o para otros. En medio de esta pandemia, dar sin esperar es un verdadero desafío pero también nuestra única esperanza.

“Cuando los hombres se ven reunidos para algún fin, descubren que pueden alcanzar también otros fines cuya consecución depende de su mutua unión.” Thomas Carlyle (Filósofo británico)

Nota publicada también en: Perfil.com

Notas de Eduardo Reina en: Diario San Francisco

(*) Consultor especializado en Comunicación Institucional y Política, Asuntos Públicos y Gubernamentales, Manejo de crisis y Relaciones con los Medios. Magister en Comunicación y Marketing Político en la Universidad del Salvador (USAL). Postgraduate Business and Management por la Universidad de California Ext. Berkeley, EEUU. Es docente universitario en UCA y USAL. Columnista de Diario San Francisco, Perfil.com y FM Milenium, entre otros medios del país y del mundo.