lunes 29 de noviembre 2021
San Francisco, Córdoba, Arg
  • T:25º
  • H:49º
Empresas - 15 abril, 2016

Las entidades del agro celebraron la resolución contra la “cláusula Monsanto”

Las cuatro asociaciones que integran la Mesa de Enlace emitieron comunicados para expresar su posición respecto a la decisión tomada por el ministerio de Agroindustria.

La decisión del ministerio de Agroindustria de declarar inválidos, al menos por el momento, los sistemas de fiscalización de semillas impuestos por Monsanto para cobrar regalías por el uso de la tecnología Intacta fue celebrada por las cuatro entidades que integran la Mesa de Enlace.

Sociedad Rural

La Sociedad Rural Argentina afirmó en un comunicado que “la medida evita la distorsión en el comercio de granos” y agregó que celebra “que el ministerio haya intervenido para poner freno a los distintos intentos arbitrarios que pretendían distorsionar usos y costumbres en el comercio de granos”.

“En la resolución quedó claro que cualquier sistema que afecte el normal procedimiento del comercio de granos debe tener previa autorización del ministerio de Agroindustria. De esta forma, quedan invalidados la Cláusula Monsanto y el Sistema BolsaTech, que desde esta entidad hemos denunciado en diferentes ámbitos y oportunidades”, destacó la SRA.

CRA

Para Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), esta es una “nueva oportunidad para normalizar el conflicto de semillas en Argentina”.

En su posición, esta entidad hizo un repaso técnico de por qué la pretensión de Monsanto no es correcta. “Monsanto ingresó a la Argentina la semilla de Soja INTACTA RR2 PRO conociendo el marco normativo vigente, la ley de Semillas 20.247 y la adhesión al convenio UPOV78 que contempla el derecho al uso propio de semilla para el productor, así como la ley de Patentes y las directrices de patentamiento (ver resolución 283/2015). A pesar de este conocimiento, Monsanto intentó e intenta buscar protección paralela a la ley argentina, a través de la creación de un propio sistema y la aplicación de la Ley de Patentes, que con claridad imposibilita patentar las semillas así como tampoco le otorga derechos sobre el poroto de soja y su comercialización”, explicó.

Y añadió: “El productor agropecuario debe saber que el Sistema Monsanto a través del Bolsatech (Bolsas de Cereales) y la cláusula de Biotecnología (Exportadores) lleva de facto a renunciar al sistema UPOV78 e instaurar UPOV91 eliminando el Uso Propio de Semilla vigente y obligando al pago de regalías, sin resolver el problema de la ‘bolsa blanca’, contrariando a lo adherido por Argentina. Claramente, este sistema no permite el desarrollo de procesos de innovación”.

Para CRA, “esta nueva oportunidad debe sentar las bases para que los productores, la industria semillera y el Estado Nacional, a partir de la legislación vigente, diseñen un marco legal y de fiscalización moderno que permita incrementar de forma sustentable un mercado competitivo y transparente de semillas, la investigación, el desarrollo, la inversión y el empleo”.

Federación Agraria

Desde Federación Agraria Argentina (FAA), en tanto, evaluaron que la resolución oficial “pone freno a las pretensiones de Monsanto de imponer mediante artilugios extorsivos y engañosos un sistema ilegal de fiscalización para la detección de soja Intacta y posterior cobro de una retención privada por parte de la empresa, que perseguía a agricultores, acopios y cooperativas con cartas documentos y amenazas de acciones civiles y penales violando el derecho al uso propio contemplado en la ley de semillas vigente”.

“Para la Federación Agraria es un paso muy importante. Veníamos denunciando a la empresa en diferentes ámbitos y la Resolución adoptada por Agroindustria sienta un valioso precedente que deberán tener en cuenta la Secretaría de Comercio y la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, donde hemos aportado nuevas y abundantes pruebas a la presentación que hiciéramos en 2014 contra Monsanto”, indicó la conducción federada al conocerse la noticia.

“Destacamos la decisión de las entidades que se sumaron, entendiendo que es innegociable el derecho al uso propio que ampara a los agricultores y que no claudicaremos hasta que Monsanto cese en el abuso de su posición dominante”, finalizó la FAA.

Coninagro

La Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), por su parte, manifestó su “beneplácito por la intervención del Gobierno nacional”.

“Esperamos que la medida tomada logre zanjar el conflicto del pago de la tecnología en semillas, que lleva largo tiempo. Coninagro trabajó intensamente durante los últimos años, respondiendo al pedido de los productores, invirtiendo tiempo y esfuerzo en su gestión gremial. Confiamos que esta decisión sea la medida que faltaba para solucionar dicha disputa que le da solución definitiva al tema”, resumió en un comunicado.