jueves 21 de octubre 2021
San Francisco, Córdoba, Arg
  • T:16º
  • H:43º
Economía - 1 septiembre, 2021

La canasta del súper aumentó 54,8% en un año

En agosto, el rubro de frutas y verduras tuvo un incremento del 9% respecto de julio. La canasta total trepó un 3,3% y llegó a $33.510 para una familia tipo de cuatro integrantes.

El fuerte aumento de un rubro muy estacional como lo es el de las frutas y las verduras empujó a la suba el costo de la canasta del súper, que en agosto aumentó un 3,3 por ciento con respecto a julio, para ubicarse en 33.510 pesos.

El relevamiento para una familia tipo de cuatro integrantes que mes a mes se realiza en cuatro grandes cadenas de supermercados de la ciudad de Córdoba, muestra como tendencia una leve desaceleración de los precios con respecto a los primeros meses del año.

En lo que va de 2021, la canasta ya aumentó un 31,3 por ciento: a comienzos de año, el mismo conjunto de productos tenía un costo de 25.527 pesos.

En tanto, respecto de agosto de 2020 (últimos 12 meses), la variación acumulada en los precios fue del 54,8 por ciento. Hace un año, la misma canasta demandaba 21.645 pesos.

GÓNDOLA “VERDE”

En agosto, la góndola de las frutas y las verduras tuvo un incremento general del 9,1 por ciento.

Dentro del rubro, el tomate perita fue el que más aumentó, con una suba del 18,3 por ciento. El kilo cuesta hoy en promedio 194 pesos, cuando hace 30 días valía 164 pesos.

La acelga y la banana, con incrementos del orden del 15 por ciento y el 12 por ciento, respectivamente, también estuvieron entre los productos que más subieron en el mes.

También hubo algunos productos que no subieron. La papa y la zanahoria, por ejemplo, tuvieron leves bajas en sus precios. La primera se consigue hoy a 52,50 pesos por kilo , y la segunda, a 55 pesos.

Desde la Asociación de Productores Hortícolas de Córdoba sostuvieron que las subas estacionales más marcadas son las del tomate y el pimiento, fenómeno que suele suceder frente a la menor oferta en los tramos finales del invierno.

Juan Perlo, titular de la entidad, expresó que los aumentos de ciertos productos, como el zapallito o la berenjena, no tienen gran incidencia y que el resto de las verduras se venden hoy “por debajo del costo de producción”.

“El mercado está muy deteriorado. El comprador lleva menos bultos. A partir del día 18 o 20 de cada mes en adelante se nota muy marcadamente la retracción en la demanda”, dijo el dirigente.

Respecto a los altos precios de frutas y verduras en los súper, Perlo explicó que ello se da por los costos fijos que tienen las grandes superficies comerciales, algo que no ocurre con las verdulerías. “De todas maneras, más del 70 por ciento de la gente compra en verdulerías de barrio o de avenidas. Desde que éstas empezaron a recibir tarjetas, es muy pequeño el porcentaje de gente que compra estos productos en los supermercados”, agregó.

LOS SECOS, MÁS TRANQUILOS

Los productos secos tuvieron un aumento promedio de poco menos del dos por ciento en agosto. Aunque algunos ítems, como el azúcar, la yerba, el arroz, la harina y los fideos mostraron subas de entre un 4,5 por ciento y un 8,5 por ciento.

El paquete de un kilo de azúcar, por ejemplo, superó los 73 pesos de promedio, lo que constituye un ocho por ciento de incremento con respecto al mes anterior.

La yerba trepó casi un siete por ciento, mientras que la harina hizo lo propio el 4,7 por ciento. La dispersión de precios, una de las consecuencias que trae aparejada la inflación, se notó especialmente en la yerba, que en una misma marca mostró diferencias de hasta un 40 por ciento entre un súper y otro.

En el rubro almacén vale apuntar que algunos productos están dentro del programa Precios Cuidados del Gobierno Nacional, que mantienen sus precios durante tres meses hasta que la Secretaría de Comercio autoriza nuevos aumentos. Eso fue lo que ocurrió a comienzos de agosto, cuando el Gobierno avaló incrementos de hasta un nueve por ciento en ciertos alimentos.

En Córdoba ocurre que no todos los productos que integran Precios Cuidados se encuentran disponibles en los supermercados. Y en algunas cadenas, no se permite llevar más de una o dos unidades por compra, como sucede por ejemplo con el aceite de girasol.

SUBAS Y BAJAS

El pollo fresco tuvo una baja significativa con respecto al mes anterior, del orden del 20 por ciento, para ubicarse en torno a los 160 pesos por kilo.

En el otro extremo, la carne picada mostró un incremento muy fuerte en el mes, de más del 30 por ciento. Hoy, el kilo de molida de primera calidad no se consigue por menos de 650 pesos

En general, las carnes y los embutidos tuvieron un alza promedio del cuatro por ciento el mes anterior.

Entre los lácteos aumentó fuerte el queso cremoso (un 7,3 por ciento) y en menor medida la leche fluida (2,5 por ciento): el sachet cuesta alrededor de 90 pesos en la mayoría de los súper e hipermercados cordobeses.

Entre los productos de tocador y limpieza fue notorio el aumento de los champúes, que en promedio subieron un 20 por ciento con respecto a julio. En esa misma línea, el precios del jabón de tocador se incrementó un cinco por ciento.

“Nuestra estimación es que la suba en general va a rondar el 3 por ciento en agosto, mostrando una leve desaceleración. No obstante ello, siguen llegando listas con aumentos en las líneas de cereales, panificados y galletas, atados al movimiento que tiene el precio de la harina desde el mes anterior”, expresó la gerenta del Centro de Almaceneros de Córdoba, Vanesa Ruiz.

DISPERSIÓN

La titular de la entidad minorista también sostuvo que se vieron aumentos de precios en la carne y en los aceites.

Sobre las variaciones en Precios Cuidados, Ruiz señaló: “Las actualizaciones en el programa del Gobierno han sido bastante altas. Te diría que el mes que se actualiza, ese producto queda caro con respecto a otros. Igualmente, no siempre llegan a todos los comercios los programas de precios. Hay lácteos que están en el programa Súper Cerca, que tienen muy poco margen de rentabilidad, y por eso no se trabajan”.

Sobre el volumen de ventas, Ruiz consignó que aún se está lejos de una recuperación plena. “Hubo un alza de la demanda en julio, del ocho por ciento. Ahora se ve un pequeño incremento, que puede estar ligado a la ampliación de los horarios de atención tras las restricciones sanitarias, más que a un aumento en los ingresos de las familias”, cerró.

Desde la Cámara de Supermercados (Casac) advirtieron que en la proyección de agosto se observa un aumento promedio de precios del 2,6 por ciento. “Hemos notado un movimiento similar a julio. Durante los últimos 10 días de agosto se han visto incrementos un poco mayores a ese porcentaje, pero tampoco tan importantes”, expresó el titular de la entidad, Víctor Palpacelli.

Fuente: La Voz del Interior.