Ferrocarril Belgrano: ¿Qué es y qué función tendrá el “nodo logístico y polo agroindustrial”?

Durante el mes de mayo, el Ministerio de Transporte de la Nación anunció la firma de un contrato con la empresa GCC Business Plataform S.A. para el desarrollo de un Nodo Logístico y Polo Agroindustrial en la ciudad de San Francisco, más precisamente en el predio del Ferrocarril Belgrano, ubicado entre las calles Echeverría y Mendoza, al este y al oeste, y Av. 9 de Septiembre y López y Planes, al norte y al sur.

Se trata de un nodo logístico regional, cuyo objetivo principal será aumentar el volumen de carga del ferrocarril. El mismo se emplazará en un terreno de aproximadamente 23 mil metros cuadrados y contará con una planta de procesamiento de productos con una compresora hidráulica, un depósito y también instalaciones de consolidación y acopio de productos.

Desde la empresa encargada del desarrollo de este nuevo polo, manifestaron que el emprendimiento generará alrededor de 20 puestos de trabajo propios, además de empleos que afectará indirectamente. La inversión ronda los 350 millones de pesos.

Por otra parte, fuentes del Ministerio de Transporte precisaron que, de las 37.500 toneladas que transportan Trenes Argentinos de Cargas en el año, se pasará a 62.500 con la instalación de este nodo logístico. También señalaron que el principal objetivo es fortalecer el mercado en Medio Oriente y posicionar a la Argentina como un país que provee alimentos.

En este sentido, se espera además que la iniciativa genere un impacto positivo en cientos de comerciantes de los alrededores de la localidad de San Francisco, abarcando las provincias de Santa Fe, e involucrando a Chaco y Santiago del Estero.

El impacto ambiental de la obra

Desde la AMAD (Asociación para el medio ambiente y su dinámica), se manifestaron muy preocupados por la situación. “A partir de mediados de junio venimos recibiendo denuncias de los vecinos de la zona de La Milka, donde nos manifestaban que se habían empezado a hacer movimientos de suelo y que habían empezado a extraer algunas especies arbóreas que se encontraban en ese lugar”, indicó Dora Pardo, integrante de la AMAD.

“Fuimos hasta el lugar y constatamos que se habían extraído alrededor de doce especies de eucaliptus que se encontraban en la línea del cordón forestal sobre calle 9 de Septiembre, y algunas otras especies, que manifestaron que las iban a trasplantar”, continuó. “Con esta acción eliminaron una barrera natural de contención que desviaba y elevaba los gases y olores que emanaba la fábrica que se encuentra al frente, y también, entre otros beneficios, la oxigenación que se produce en el ambiente, la absorción y regulación de agua de la napa freática y la reducción de la temperatura del ambiente”, se lamentó.

Durante el relevamiento, se constató también la existencia de un algarrobo de más de 200 años, árbol que se encuentra protegido por la legislación provincial al ser una especie nativa. “En función de esto y por ser parte del patrimonio ambiental, presentamos el día 8 de julio una nota al municipio solicitando información sobre el emprendimiento. También elevamos una nota al Concejo Deliberante solicitando una audiencia con la presencia de todos los bloques. Tuvimos un encuentro con el secretario de gobierno la semana pasada, quien tomó nota del asunto y las cuestiones que le planteamos y se comprometió a darnos una respuesta”, expresó Dora.

Para finalizar, Pardo dijo: “por supuesto estamos de acuerdo con el progreso, con el desarrollo de nuestra ciudad y de nuestra gente. Pero debe realizarse desde una mirada ambientalista, es decir, previendo los posibles daños, prevenirlos y plantear de antemano proteger los recursos que necesitamos para una vida saludable ambientalmente”.