martes 18 de enero 2022
San Francisco, Córdoba, Arg
  • T:22º
  • H:83º
Diseño + Construcción - 16 junio, 2021

¿Qué estilo debes elegir para tu cocina?

Probablemente siempre hayas soñado con la cocina de tus sueños y la hayas imaginado de varias maneras, describiendo un cierto estilo según tu personalidad y gustos. Puede ser de estilo tradicional, vintage, industrial, escandinavo o quizás rústico, ¿pero, cuál combina mejor con las características de tu cocina?

Pues bien, en primer lugar, se necesitan algunas aclaraciones. Hoy en día, no podemos decir que usamos un estilo de arreglo puro y auténtico, sino que hablamos en términos de influencias: clásico, tradicional, rústico, romántico, etc. Además, el ritmo acelerado y el estilo de vida contemporáneo nos obligan a anteponer la funcionalidad sobre todo lo demás. Por tanto, el mundo del interiorismo influye más bien en detrimento de un estilo puro que seguramente ya no encontraría su lugar en nuestros diminutos apartamentos. Y esto no es necesariamente algo malo, sino que debe verse como una etapa natural a la que podemos adaptarnos.

Entonces, ¿te gustaría conocer más sobre estilos para entender cuál se adapta mejor para tu cocina? Echa un vistazo a los estilos más populares hoy en día que te mostramos a continuación:

 

 

¿Con qué estilo te sientes más identificado/a?

En el espíritu tradicional o clásico

Una cocina tradicional o clásica requerirá más muebles, generalmente de madera con un marcado carácter rústico. Gracias a sus colores neutros y sencillos, estos estilos son ideales para que los propietarios personalicen la cocina desde cero y como mejor les parezca a partir de los discretos detalles arquitectónicos que los definen.

Armarios con adornos que describen líneas redondeadas en tonos de beige a marrón o imitando la tonalidad de la madera. Tal disposición da la sensación de pesado y masivo, algo que no se busca en la cocina de un bloque de pisos. El carácter de la madera, a menudo correlacionado con la piedra natural(como el granito), imprime una nota de elegancia con la que este estilo puede conquistarte definitivamente. Este tipo de diseño se destaca en una cocina grande, aireada y luminosa.

Inspiración rústica

Muy cerca de la cocina tradicional está la rústica. Cuando nos referimos a lo «rústico», nos viene a la cabeza la practicidad y simplicidad traducido en acabados propios de la naturaleza. Para una decoración rústica, generalmente se basa en materiales naturales, siendo la madera con acabado envejecido y rugoso el elemento básico.

El estilo rústico abunda en textiles como el algodón o el lino y colores que nos recuerdan a la naturaleza. Los acabados van en un estilo un tanto crudo, por lo que es ideal buscar la rugosidad de la piedra natural o el ladrillo. Si el espacio lo permite, puedes llegar a crear una zona para una campana de cartón yeso, en forma de arco sobre la placa o la estufa.

Lo retro está de moda

Las cocinas retro están entre las tendencias de los últimos años. No, no nos remontamos a la década de 1950, pero muchas de las características de esa época se retoman y se traducen a un lenguaje contemporáneo.

Azulejos, electrodomésticos, especialmente frigoríficos grandes, techos altosestampadoscolores fuertes y muebles de líneas rectas, típicos de esa época, son solo algunos de los elementos más conocidos que componen una cocina de inspiración retro.

Toque industrial

Industrial es un lenguaje común en los últimos años, muchos arreglos utilizan diferentes elementos de este estilo. El estilo industrial crea una sensación robusta a la vez que moderna y tiene como base el uso de madera mezclada con los metales negro, acero inoxidable o blanco. Entre sus principales características nos encontramos con: madera con apariencia sin terminar, ladrillo visto, colores neutros y cuero. Seguro que una cocina así te parecerá fría en su conjunto, pero utilizando solo algunos de los elementos, incluso una simple luminaria suspendida, puede aportar una nota de originalidad sin demasiados problemas.

 

Contemporáneo y funcional

Las cocinas contemporáneas están inspiradas en la eficiencia y funcionalidad de los arreglos escandinavos. Además de eso, este estilo suele crear una apariencia elegante e impecable junto con una variedad de acabados que sin duda le caracterizan. Líneas rectas, muebles lustrosos que reflejan la luz, electrodomésticos empotrados en el mueble, madera acabada y en general un espacio reducido que no está pensado para ser cargado con armarios y cajones, sino busca el orden y la iluminación en las medidas correctas. Este estilo permite mezclar lo antiguo con lo nuevo e incluir elementos de otros estilos diferentes para que puedas definir tu cocina al gusto que desees.

Encuentra tu lado moderno:

La tendencia actual de las cocinas modernas es conseguir espacios exclusivos, elegantes y que predomine lo minimalista. Los colores mate y brillantes, las puertas sin marco y sin adornos, las encimeras pulidas y los materiales de alta calidad son las características más destacables que definen a la perfección el estilo moderno.

 

 

Aspectos que revelarán qué estilo es el preferido de tu cocina:

– Antes de tomar ninguna decisión es imprescindible entender y analizar la funcionalidad de tu cocina, por ejemplo, si te gusta cocinar deberás contar con un gran espacio en la encimera, o si sueles tener muchas visitas es normal prestar mayor atención a la decoración y al diseño, al igual que si tienes niños deberás tratar de evitar ciertos materiales como el acero o el exceso de brillo en los muebles, pues puede resultar pesado y casi imposible camuflar las huellas y las manchas.

– Si echas un simple vistazo a las demás habitaciones de tu casa te darás cuenta si el estilo que más te llama la atención le conviene a tu cocina. Estructura parecida, colores similares, mismos patrones… todas estos aspectos te guiarán para saber si el estilo elegido para tu cocina encajaría en el conjunto de tu hogar o si, de lo contrario, quedaría separada.

Por otro lado, el diseño general de tu vivienda juega un papel crucial a la hora de elegir un estilo para la cocina, por ejemplo, si tiene varios pisos, si es un chalet, si es de planta abierta, etc.

– Para evitar que la cocina entre en conflicto con el resto de la casa, es esencial tomar en consideración la arquitectura de tu hogar, para entender si se debería tirar más a lo tradicional o a lo moderno en el caso de que sea un edificio antiguo o de nueva construcción.