España subsidiará a los jóvenes que dejen la casa de sus padres

El Gobierno español anunció el martes pasado una ayuda para que jóvenes logren su independencia económica y puedan irse a vivir fuera de la casa de sus padres. La crisis laboral, los altos alquileres y la pandemia complican la situación de esta generación.

España tiene uno de los porcentajes más altos en Europa de jóvenes que viven con sus padres: un 55% en el grupo etario de 25 a 29 en 2020, según los datos oficiales que publicó la agencia Reuters.

La medida, que ya había sido anunciada hace unos meses, fue aprobada mediante un decreto y contribuirá, según el presidente Pedro Sánchez a “garantizar el acceso a la casa”.

Se trata de un subsidio de 250 euros al mes para personas entre los 18 y 35 años que tengan ingresos anuales inferiores a los 24.300 euros. Otro requisito es que sea para jóvenes que pagan un alquiler máximo de 600 euros o 300 euros por una habitación.

Aunque estos límites máximos se podrán aumentar en ciertos casos, respectivamente, hasta 900 y 450 euros.

El bono tendrá una validez de dos años y entrará en vigencia en “un mes y medio o dos” por la necesidad de completar diversos procedimientos administrativos. Aun así, las ayudas tendrán un efecto retroactivo al primero de enero de 2022, según confirmó la ministra de Transportes y de Agenda Urbana, Raquel Sánchez.

LA CRISIS HABITACIONAL GOLPEA A LAS GENERACIONES JÓVENES

Según los primeros números del gobierno español, unos 70.000 jóvenes se beneficiarían con la medida.

Por su parte, según los cálculos de la plataforma juvenil Junta de la Juventud, en España existen 2,8 millones de jóvenes entre los 16 y los 34 años que intentan vivir en forma independiente de sus familias.

“No hay ideología tras la que escudarse cuando se trata de atender las necesidades de ciudadanos en situaciones comprometidas, de ayudar a los jóvenes que quieren empezar sus vidas. Destinar recursos a vivienda es destinarlos a la inclusión y a la igualdad”, dijo Pedro Sánchez.

EL PRINCIPAL ARGUMENTO EN CONTRA: “AUMENTARÁN LOS PRECIOS”

No todos ven a la medida como una decisión inteligente para batallar el déficit habitacional, ya que prevén un aumento en los precios de los inmuebles como resultado de la mayor demanda.

“La ayuda directa, y esto es algo que se vio en experiencias anteriores, tiene como principal consecuencia el aumento directo de los precios”, señaló Francisco Iñareta, vocero del mayor sitio web inmobiliario del país.

Iñareta agregó que provocará “la generación de graves discriminaciones sobre los inquilinos con salarios ligeramente superiores a estos, que tendrán que aumentar su esfuerzo en un escenario de subida de precios”.

En la vereda contraria, la plataforma juvenil Junta de la Juventud sostuvo que el beneficio aprobado por el gobierno es “insuficiente” porque solo “un número muy reducido de jóvenes” podrá acceder al mismo, según afirmaron en un comunicado de prensa.

Fuente: La Voz del Interior.