martes 19 de enero 2021
San Francisco, Córdoba, Arg
  • T:29º
  • H:59º
Negocios - 15 abril, 2020

Empresas en crisis, empresas preocupadas, empresas ansiosas

A través de esta presentación audiovisual, la consultora «Rindo» brinda una serie de sugerencias para que los equipos puedan disminuir el impacto negativo de aquellos pensamientos y emociones disfuncionales y puedan enfocarse en aquellas variables posibles: “hacer lo mejor posible a nuestro alcance en un contexto sin dudas extremadamente complejo”.

La pre-ocupación es un estado mental, la ocupación es conductual, la ansiedad es exceso de futuro, ¡¿cómo la manejo?! Si el equipo es un conglomerado de preocupaciones y ansiedades, puede ser excelente desde lo técnico pero no podrá rendir al máximo de sus posibilidades.

Las “soft skills” emergen vigorosamente como una necesidad para sostener u optimizar el rendimiento de nuestros equipos.

Para que las empresas sigan siendo de Alto Rendimiento en tiempos de Crisis no sólo deben enfocarse en cuestiones “duras” como el estado contable, flujo de fondos, stock disponible, ventas, etc., variables que en la mayoría de los sectores económicos se ven seriamente afectadas por este contexto volátil, incierto, complejo y ambigüo, sino también en las habilidades “blandas” de sus colaboradores.

Personas ansiosas, preocupadas, con altos niveles de incertidumbre y miedo, con tensiones constantes (y como si esto fuera poco “infoxicadas” y no asertivas), trasladan sus pensamientos y emociones al conjunto, al equipo.

La actitud dista de ser la óptima, y en consecuencia perdemos el foco de gestionar lo posible (ni siquiera lo ideal) en este río revuelto –o mejor dicho excesivamente quieto- que nos plantea el Covid-19.

Finalmente “hacemos” en función de lo que “pensamos y sentimos”. La pregunta, cuya respuesta goza la certeza de la obviedad, y apelando a la analogía deportiva que es el leit motiv de nuestro diferencial como consultora es ¿si tenemos este tipo de pensamientos y emociones, vamos a poder “hacer lo mejor posible en este contexto” o estaríamos perdiendo el partido nosotros sin importar lo que haga el rival? Saquen sus propias conclusiones.

Fuente: www.rindo.com.ar