martes 18 de enero 2022
San Francisco, Córdoba, Arg
  • T:22º
  • H:83º
Educación - 20 junio, 2021

Emprender desde la universidad con una mirada sustentable

San Francisco cuenta con una Incubadora de Empresas en el Parque Industrial que dependen de la Municipalidad de San Francisco. La tarea es apoyar a emprendedores locales para que participen estando físicamente ahí, que se relacionen con otros emprendedores, mentores o instituciones que los puedan ayudar en este proceso.

El proyecto de incubación consiste en tomar proyectos tempranos, acompañarlos y tratar de guiarlos sobre cómo acceder a herramientas de conocimiento, de acceso a personas, contactos, redes, etc.

Además ofrecen el espacio y tutores a disposición de los incubados, tratan de hacer actividades de capacitación en la medida que vayan detectando necesidades y de mantener al tanto de futuras convocatorias, financiamientos o cursos.



DIARIO SAN FRANCISCO se acercó hasta el lugar y visitó Proyecto Kainoto, a cargo de diseñadores industriales egresados del Centro Regional de Educación Superior (CRES) San Francisco perteneciente al Instituto Académico Pedagógico de Ciencias Básicas y Aplicadas de la Universidad Nacional de Villa María. Se trata de Abril Pacheco y Facundo Núñez, que trabajan con materiales rescatados haciendo bolsos y accesorios textiles.

Abril expresó «lo que hace la diferencia de implementar algunas tecnologías que son alternativas como la impresora 3D, metalúrgicas para cortes láser con piezas únicas y muy exclusivas para estos productos». A lo que agregó «ofrecemos un proyecto que tenga triple impacto: ambiental, social y sustentable económicamente».

Su llegada a la incubadora

«Llegamos hace un año» contó. Además añadió «aquí vinimos con otro proyecto y ahora queríamos tener mayor impacto. Lo que está bueno que para un proyecto que recién comienza, te da la infraestructura, acompañamiento muy necesario en los primeros años de un emprendimiento».

Pero no pierden un sueño: tener su propio taller. «Tenemos ganas y estamos trabajando para eso». Aunque destacó «el trabajo de la incubadora en el inicio del proyecto es de gran impulso para nosotros ya que sobre todo lo edilicio, te genera gastos e invertir en otras cosas para tener mayor alcance, publicidad y comunicación».

Asimismo comentó «principalmente nos da un espacio de trabajo, no abonamos los servicios y sobre todo la vinculación entre los demás proyectos. Si surgen programas de financiación te enteras, ayuda mutua y feedback de información».

Productos

Se especializan en productos tanto en el outdor como en la ciudad con materiales rescatados. «Tratamos de tener ciertos aspectos técnicos. que sean resistentes. Ahora estamos sacando una nueva línea de bolsos impermeables que se pueden ir mechando como por ejemplo llevarlo a hacer trekking en la montaña o si lo necesitas en la ciudad».

Su llegada a la incubadora se dio por sus «riñoneras con materiales rescatados de vela de kitesurf y parapentes. Ahora estamos trabajando con el descarte de las silo bolsas de la industria agropecuaria. Tratamos de darle un enfoque más regional al proyecto y sabemos ese material abunda en San Francisco ya que estamos rodeados por zona agrícola».

Aunque indicó «la problemática sobre este material es que los grandes productores sí tienen logística para su reciclaje. Nosotros nos acercamos a pequeños productores que por lo general lo dejan abandonado en su campo, lo queman o es enterrado a cielo abierto. Entonces vemos que el material tiene potencial para ser utilizado. Pensamos a futuro generar una logística aunque estamos testeando el producto».

Realizan riñoneras, bolsos tipo morrales, bolsos tote más para el fin de semana. A futuro quieren hacer mochilas pero todo tiene su tiempo de desarrollo con el diseño, testeo y producción.



Cadena de comercialización

«Nosotros producimos en la incubadora. Estamos comenzando a vincularnos en el proceso para tercerizar. Hay algunas cosas muy exclusivas que la producimos nosotros en el taller. Adquirimos los cierres que son importados pero son distribuidos por empresas nacionales. Generar ciertas piezas en el taller con la impresora 3D como los reguladores de algunos productos».

Además, en forma tercerizada, fabrican algunas piezas con cortes láser en talleres metalúrgicos locales con el tratamiento de rotofinish y pintado.

«Lo que es super interesante poder hacer eso es que no dependemos comprar grandes cantidades de insumos que sería imposible de utilizar. Estas nuevas tecnologías llegó para poder gestionarlo, hacerlo localmente y con mayor responsabilidad sin generar desperdicio. Tener stock controlado es hablar de responsabilidad a la hora de ejecutar el producto» manifestó Abril.

«Hay posibilidad de abrirnos a producir hacia otros emprendimientos que están en la misma situación que nosotros» agregó la diseñadora industrial.

Sobre la división de tareas explicó «Facu se encarga de lo productivo y la parte más pesada del producto. Diseño de piezas y moldería. De la gestión, estrategias de venta, entregas de productos y comunicación, me encargo yo. Pero no quiere decir que en el diseño no lo hacemos entre los dos con diferentes ideas para lograr el producto final».

Por último y en relación a su recorrido en la Universidad, los diseñadores remarcaron «estamos orgullosos de haber estudiado y de habernos recibido en en el CRES San Francisco. Tuvimos el honor y la gran posibilidad de acceder a la educación pública y de calidad sin movernos de nuestra casa».



Cómo se puede adquirir los productos

Abril contó que es mediante la web proyectokainoto.com. «Vendemos a todo el país por medio de la tienda on-line». Además en instagram lo encuentran en proyectokainoto.