lunes 29 de noviembre 2021
San Francisco, Córdoba, Arg
  • T:25º
  • H:49º
Historia - 17 octubre, 2021

Día de la Lealtad: ¿Cómo se gestó el 17 de octubre de 1945?

Cientos de miles de personas, en su mayoría de la clase trabajadora, se congregaron en Plaza de Mayo para exigir la liberación de Perón, apresado unos días antes. La historia de esa mitológica fecha y una reseña de la posterior venida de Perón a nuestra ciudad.

Cada año, el movimiento peronista celebra el 17 de octubre lo que se conoce popularmente como el día de la lealtad. En esta fecha se conmemora una de las gestas populares más importantes de la historia reciente del país.

Por aquel entonces, Argentina se encontraba en un período dictatorial luego de la denominada Revolución del 43. La figura de Juan Domingo Perón era incipiente para las masas, pero poco a poco iba adquiriendo más poder.

Ya en 1945, Juan Domingo Perón tenía tres cargos en el gobierno de facto por entonces comandado por Edelmiro Farrell: era Vicepresidente de la Nación, Ministro de Guerra y Secretario de Trabajo y Previsión. Desde esta última secretaría, Perón forjaría los lazos más fuertes del movimiento con la clase obrera.

Como secretario de Trabajo, creó una sólida relación con la clase trabajadora y, a su vez, logró reconstruir el vínculo con los dirigentes sindicales, debilitado por el accionar del gobierno de facto desde 1943. Se firmaron desde entonces innumerables acuerdos con los gremios y comenzaron a “hacerse cumplir” las leyes laborales.

Ante el crecimiento del poder político del coronel nacido en Lobos (Bs. As.) y el gran apoyo que poseía por parte de las clases obreras, la cúpula militar le exigió la renuncia a sus cargos. Lejos de obedecer esta orden, Juan Domingo brindó un discurso en la secretaría de Trabajo y Previsión frente a, según datos estadísticos, más de setenta mil personas.

Frente a la desobediencia de Perón, Farrell ordenó su detención. El coronel y Eva Duarte se escondieron en una isla del Delta, pero el 13 de octubre de 1945 Perón fue detenido y trasladado a la Isla Martín García. A partir de allí comenzó a gestarse en las masas trabajadoras, y con la anuencia de los gremios y sindicatos, huelgas que derivarían en una multitudinaria marcha el día miércoles 17 de octubre de 1945.

Más de 300 mil personas se congregaron en Plaza de Mayo para exigir la liberación de Perón. Mientras tanto, un sinfín de rumores sobrevolaban el lugar. Ante la exigencia de semejante movimiento, se decidió pactar con Perón y ponerlo nuevamente en libertad. Y fue el mismo coronel quien, pasadas las once de la noche de aquel 17 de octubre, se dirigió al pueblo que se había dado cita en la Plaza de Mayo desde el balcón de la Casa Rosada, con un histórico discurso mediante el cual les pidió una desmovilización en paz.

Un año después del recordado movimiento que dio origen al peronismo, Perón ganó las elecciones Nacionales con el 54% de los votos con el recordado lema: “Braden o Perón”.

Perón en San Francisco

Si bien se registra una visita de Juan Domingo Perón a San Francisco, cuando el coronel era Secretario de Trabajo y Previsión, la más recordada e importante fue la visita como Presidente de la Nación, el 24 de febrero de 1948.

Habían pasado dos años desde que Juan Domingo había asumido el poder. Fue en el marco del primer plan quinquenal que el Presidente Perón inauguró la planta de agua potable de San Francisco, que unía el acueducto Villa María – San Francisco.

Acompañado por el comisionado local, Julio César Freire, el interventor de Córdoba, Aristóbulo Vargas Belmonte, y Eva Duarte de Perón, entre otras autoridades presentes, el Presidente brindó un extenso discurso de poco menos de cuarenta minutos.

Nota Relacionada DSF: La visita de Perón a San Francisco

Discurso de Juan Domingo Perón y Eva Perón en nuestra ciudad el 24/02/1948.