miércoles 20 de enero 2021
San Francisco, Córdoba, Arg
  • T:17º
  • H:59º
Economía - 24 noviembre, 2020

Córdoba prorroga el plazo para aceptar su oferta de reestructuración

Se trata de deuda emitida en títulos bajo jurisdicción internacional.

La Provincia de Córdoba extendió, hasta el 14 de diciembre próximo, el plazo para que los tenedores de títulos de deuda bajo jurisdicción internacional manifiesten consentimiento a su propuesta de reestructuración de su deuda financiera.

Como se descontaba, la Provincia no logró captar hasta ayer la adhesión mayoritaria de los bonistas con los que está negociando la reestructuración de tres bonos por un total de 1.685 millones de dólares. Ante la falta de entendimiento, el Gobierno provincial extendió hasta el 14 de diciembre el plazo para seguir buscando un acuerdo.

Luego del rechazo en duros términos por parte del grupo Bondholder –que posee más del 50 por ciento de los tenedores–, era un hecho que la Provincia no iba a poder cerrar ayer la negociación.

Ahora se abre una nueva instancia de negociación hasta el 14 de diciembre, plazo en el cual los negociadores del gobernador Juan Schiaretti deberán mejorar la oferta para tratar de alcanzar el piso de 66 por ciento de los tenedores de bonos necesarios para obligar al resto a acordar.

En el medio, hay un dato que complica la negociación: el 9 de diciembre vencen 25 millones de dólares por los intereses del bono 2021.

Sin embargo, si la Provincia extendió el plazo hasta el 14 de diciembre, es indicativo de que no tiene pensado pagar ese vencimiento mientras negocia. En caso de no hacer frente a ese compromiso, entrará en default técnico. De todos modos, tendrá hasta el 10 de enero para no caer directamente en default pleno. Es decir que tiene hasta esa fecha para llegar a un acuerdo.

A las 17 de ayer (hora de Nueva York), venció el plazo que había planteado la Provincia para que los bonistas aceptaran la segunda oferta que hicieron los negociadores del Gobierno provincial.

Luego de que el grupo Bondholder hizo público su rechazo, en el Centro Cívico descontaban de que no iban a alcanzar los tercios para poder reestructurar la deuda.

Ante ese escenario, la estrategia de la Provincia es prorrogar el vencimiento hasta el 14 de diciembre.

Nueva oferta

Aunque no se hará pública hasta tener la certeza de que será aceptada por la mayoría de los tenedores de los bonos, el Gobierno deberá mejorar la última propuesta, que fue cuestionada de manera pública por el grupo Bondholder.

Fuentes del Centro Cívico mantuvieron en secreto cuál había sido el nivel de aceptación, pero se especula que estuvo muy lejos del 66% que necesita para reestructurar la deuda.

Que la Provincia haya extendido hasta el 14 de diciembre, cuatro días después del vencimiento de los intereses del bono 2021, es un indicio concreto de que no pagará los 25 millones de dólares que vencen el 9 de diciembre.

Se trata de casi dos mil millones de pesos, al cambio oficial. Pero, más allá de tener esos fondos, el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, les pidió a todos los gobernadores que no se comprometieran a pagar deuda en dólares por la escasez de la moneda estadounidense que hay en el Banco Central.

Hay dos batallas que libran los tenedores de los bonos sometidos a reestructuración. Una es por los intereses: hoy la Provincia paga arriba del 7% y pretendía 1% en los años de recuperación pospandemia y el 5% desde 2023, con pagos semestrales. El otro tema de discusión es por el pago de las amortizaciones. La Provincia ofrece cuotas trimestrales desde septiembre de 2023 hasta diciembre de 2026. Eso implicaba dos años y medio de gracia, es decir, casi todo el resto del mandato de Schiaretti.

El grupo Bondholder acepta fraccionar los pagos de las amortizaciones en varias cuotas trimestrales, pero sin demasiado tiempo hasta el desembolso de la primera.