A 50 años de la creación del Parque Industrial San Francisco

Este 24 de octubre se cumplen 50 años desde que fue inaugurada y colocada la piedra fundamental del Parque Industrial San Francisco. Fue en el año 1971 que el entonces Presidente de la Nación, Teniente General Alejandro Agustín Lanusse, el gobernador de la provincia de Córdoba, Contralmirante Helvio Nicolás Guozden, y el intendente de la ciudad de San Francisco, Guillermo José Peretti, dieron por iniciada una obra que se convertiría posteriormente en una de las más importantes del país.

Haciendo un poco de revisionismo histórico, nos encontramos con que San Francisco, desde sus orígenes, fue una ciudad pujante, con industrias de renombre a nivel nacional e internacional. En la génesis de las mismas se encuentran, por ejemplo, la fábrica de fideos de Pascual Biava (posteriormente Biava, Tampieri y Cía.), la fábrica de zarandas para máquinas agrícolas de Martin Carra, y la fábrica de sulkys “El Porvenir”, de Juan Curtino y Daniel Vallini.

Uno de los puntos más importantes para el funcionamiento de las industrias en la ciudad fue, sin dudas, el espíritu emprendedor y fabril de los habitantes de San Francisco. Desde los inicios de la ciudad, se comenzaron y emplazaron numerosos proyectos que luego fueron prosperando hasta formar empresas importantes a niveles inesperados.

Entre las más significativas se pueden enumerar las siguientes: la curtiembre de Oreste Lanfranchi y Cía., el Molino de Iturraspe, el Molino Meteoro de Carlos Boero Romano, la fábrica de máquinas de coser de uso familiar “Godeco”, la fábrica de motores eléctricos de Conrado Corradi y Guido Tognon, entre otras.

Por otro lado, uno de los más importantes respaldos a la industria sanfrancisqueña llegó de la mano de la dirección General de Fabricaciones Militares, quien en el año 1942 creó la Fábrica Militar San Francisco.

Los orígenes del proyecto “Parque Industrial San Francisco”

Todos estos fueron los antecedentes que despertaron el interés de muchos para la creación del Parque Industrial. Para la década del 60, era tal el desarrollo industrial en San Francisco que las Naciones Unidas señalaron que la ciudad era “uno de los principales centros de producción de máquinas-herramientas de la República Argentina”, y que era un posible lugar para desarrollar un Parque Industrial, no solo por la calidad industrial-productiva, sino también por su ubicación geográfica.

Para considerar la creación de un Parque Industrial, se solicitó un estudio de factibilidad al Centro de Investigación para Pequeñas y Medianas Empresas (CIME), del que participó personal experto de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (Onudi).

Mediante un censo general de industrias, que llevó a cabo el mismo proyecto, se identificaron 395 establecimientos que ocupaban a casi 4 mil personas. Esta gran cantidad de empresas, sumado a la importancia que tenía el emplazamiento de la Fábrica Militar, la calidad educativa de la escuela técnica Emilio F. Olmos, la ubicación geográfica y la calidad productiva, fueron los puntos clave para posicionar a San Francisco como una ciudad ideal para el desarrollo de un Parque Industrial.

Cuando comenzaron las reuniones entre empresarios y los gobiernos provincial y municipal, fueron muchas las aristas a tener en cuenta. Una de ellas, y muy importante, fue la localización del Parque. En el sector suroeste de la ciudad se encontraban la planta de provisión de energía (EPEC), el paso del acueducto Villa María – San Francisco y la planta de tratamiento de líquidos cloacales, lo que significó un lugar ideal para la instalación del mismo.

Fue así que, la provincia expropió en 1970 las tierras privadas para que se cree el primer Parque Industrial Piloto del país, con más de 150 empresas e industrias dispuestas a trasladarse al lugar. Ya en mayo de 1971 se autorizó, a través de diferentes leyes provinciales y nacionales, la creación del Parque Industrial.

El 24 de octubre de 1971 se colocó la piedra basal y meses después se abrieron numerosas calles dando origen a la concreción de tan esperado proyecto. La comisión directiva del Parque estaba compuesta de la siguiente manera: Eduardo Venier, presidente; Rinaldo Recobelli, vicepresidente; Antonio Barbero, secretario; Luis Delfabro, tesorero; Horacio Gazzera, Gastón Blasi, Edmundo Nievas, Elmo Cassinerio, Isidro Kuznistky, Rubén Costantini y Raimundo Batistelli, vocales; Rogelio Morandín, Ernesto Armando, Alcides Campo y Oscar Viada, comisión revisora de cuentas.

Por otra parte, la sede central del Parque se encontraba en el antiguo edificio del Banco de Italia y Río de la Plata (actual Banco Galicia), en la intersección de las calles Bv. 25 de Mayo y Pueyrredón. Allí se encontraban las oficinas administrativas y flameaban las banderas argentinas y de las Naciones Unidas.

Eduardo Venier recordó hace más de una década atrás que, si bien en un primer momento todos trabajaron para hacer posible el proyecto, el mismo comenzó a declinar a partir del año 1976 por decisiones políticas nacionales. Pese a esto, y gracias a la resistencia de quienes ya habían iniciado las obras para mudarse al Parque, se evitó el cierre del proyecto.

El paso del Parque a la Municipalidad

Durante la intendencia de Jorge Luis Bucco, en el año 1997, se firmó un acuerdo con Ramón Bautista Mestre, por aquel entonces gobernador de la provincia de Córdoba, mediante el cual se le entregó al municipio la función de promoción del desarrollo industrial que la provincia ejercía sobre el Parque Industrial San Francisco. El convenio se denominó: “Convenio de Descentralización de la Función de Promoción de Desarrollo Industrial”.

De esta manera, quedó a cargo del municipio todo lo referido al proyecto del Parque industrial, ya sea planificación, mejoramiento y ejecución de obras, como por ejemplo el tendido de redes de gas natural.

El Parque en la actualidad

Hoy el Parque Industrial San Francisco cuenta con más de 150 empresas emplazadas en el mismo, y un gran número de industrias que planean su traslado allí. Son más de 180 las hectáreas que están destinadas al desarrollo industrial de la ciudad, uno de los pilares fundamentales de las políticas públicas de los últimos años.

En un primer momento las calles llevaban por nombre solamente números (Calle 1, 3, 5, etc.). Hoy, y desde el año 1998, las calles del Parque llevan los nombres de las personas que desarrollaron dicho proyecto y que posibilitaron que el mismo sea la realidad que hoy es. Entre ellos se destacan Santiago Pampiglione, Lothar Badersbach, Juan José Torres, Ricardo Tampieri, Pietro Finazzi, entre otros.

Por otro lado, otro punto a destacar es que, muchos de quienes hicieron posible la concreción del Parque Industrial San Francisco, también participaron activamente en la llegada de la Universidad Tecnológica Nacional a la ciudad, necesaria para la capacitación de personal ocupado en las numerosas empresas fabriles, y para el desarrollo educativo industrial de la ciudad. Entre ellos se destacan Santiago Pampiglione, Elmo Cassinerio, y con ellos la Asociación de Industriales Metalúrgicos (AIM).

*Información proporcionada por el libro de los 40 años del Parque Industrial.