22 de agosto: Día Internacional del Folklore

Este domingo 22 de agosto se celebra el Día Internacional del Folklore. En Argentina también se celebra y se reconoce en este día a todos los artistas populares que marcaron la cultura nacional con sus intervenciones artísticas.

DSF dialogó con los artistas locales Martín Leguizamón, guitarrista, Rubén “Culi” Taborda, cantante, y José Bolea, bailarín de danzas folklóricas y director del Ballet Patria. Ellos comentaron cómo comenzó su pasión por el folklore y analizaron la situación que viven los artistas debido a la pandemia por el COVID-19.

José Bolea señaló: “yo empiezo a cantar antes que a bailar. Empecé en el coro de niños cantores de la provincia y después en un corito que se llamaba Canta Lindo. Ahí hice canciones como solista. Para el día del niño íbamos a hacer una presentación con un grupo de danza y fuimos a ensayar a una academia de folklore. Cuando entré y vi a los chicos sentados con el bombo y las botas, me acuerdo de haberle dicho a mi mamá que yo quería hacer eso, y desde ese día empecé a bailar folklore”.


José y Soraya


Por su parte, Leguizamón relató: “mi pasión por el folklore empezó cuando vivía en el campo con mi papá. Recuerdo que escuchábamos CD´s de Los Cantores del Alba y de Los Manseros Santiagueños. Ahí empecé a sentirlo como algo más profundo, como todas las cosas de nuestra tradición. El folklore significa mucho en mi vida, porque me acompaña desde mi niñez, y va a estar presente de por vida”.

“Este año y medio me sirvió muchísimo como aprendizaje en todos los aspectos de la vida. A mí me enseñó que vida es una sola y no hay que guardarse nada. Por otro lado, tomé clases de guitarra virtualmente para seguir perfeccionándome en lo que tanto me gusta”, continuó Martín.

Para finalizar, el guitarrista indicó que “hay que empezar a escuchar más el folklore de todas partes del país. En el contexto que estamos viviendo, a muchos artistas les toca, de cierta forma, volver a empezar, ya sea en lo económico como lo artístico. Es cuestión de reinventarse, de hacer cosas nuevas”.

Analizando el duro contexto que les toca vivir a los artistas, ocasionado por la pandemia del nuevo Coronavirus, Bolea relató: “este año fue muy difícil. Fue muy duro haber frenado esas carreras de siempre querer hacer. Fue bastante movilizante, porque nos tuvimos que reinventar de alguna manera. Por un tiempo tuvimos clases virtuales, aunque luego de un tiempo los alumnos rechazaron un poco eso, dado que ya tenían sus clases de las escuelas, entonces se nos complicaba un poco. Por otro lado, a nosotros como profesores nos favoreció un poco porque pudimos tomar clases virtuales con profesores de otros lados. La llama del baile siempre estuvo prendida, con la esperanza de volver al escenario”.


Martín Leguizamon


“En un futuro nos vamos a tener que reinventar. Hoy por suerte hay vacunas, que nos están dando un poco más de libertad. Yo creo que no va a pasar mucho tiempo hasta que volvamos a una normalidad completa, aunque siempre teniendo los cuidados necesarios para seguir transcurriendo esta etapa de la vida que nos toca vivir. Destaco el sentido de pertenencia con respecto a nuestras danzas. Hemos estado en contacto con muchos profes de todo el país y nos dimos la mano entre todos. Destaco el compañerismo y la lealtad para con nuestro folklore”, finalizó el director del Ballet Patria.

Por su parte, Rubén Taborda expresó: “en mi familia el folklore fue siempre una manera de comunicarse, sobre todo de la parte materna. Me crié con mucha música y danza, y a los 6 años comencé a estudiar danzas nativas. En ese universo me fui enamorando de la música autóctona. A los 12 años tuve mi primer grupo folklórico en Devoto, de donde soy nativo. Y desde entonces nunca paré. Por lo tanto, el folklore es la pasión que me moviliza y el medio por el cuál difundo lo que considero una herencia popular”.

Sobre la realidad que vive el ambiente artístico, “Culi” indicó: “en este tiempo de pandemia, con CANTORCITOS, pusimos toda la energía en nuestro disco PRESENTES, que con mucho sacrificio ya está en todas las plataformas digitales. Y un proyecto nuevo que nos ayuda a estar cerca de la gente en el hermoso universo de la radio, con un programa de dos horas todos los jueves que se llama CANTARES. Esto nos mantuvo motivados, y ahora con la esperanza de que se vayan abriendo las movidas, estamos listos para volver al ruedo lleno de nuevas emociones”.

“Creo que es necesario para la comunidad artística entender la realidad, amigarse con las posibilidades de las redes porque, aunque nada se compara a la presencia de la gente, la herramienta del streaming, está instalándose también”, dijo Taborda, señalando que la virtualidad se fue adueñando poco a poco de los escenarios.

“Me enorgullece ser una mínima parte del movimiento artístico, que le dio al encierro de la gente, un poco de amor. Ojalá hayan entendido lo necesario que es la cultura, y se nos reconozca a los y las trabajadores del arte como merecemos”, concluyó Rubén.