domingo 6 de octubre 2019
San Francisco, Córdoba, Arg
Sanfrancisqueños por el Mundo - 06/10/2019

Sanfrancisqueños por el mundo… Hoy Carlos Bertín

Desde hace más de 40 años reside con su familia en Mirano, Italia. La historia de este sanfrancisqueño que estudió en Córdoba y luego decidió aventurarse en el viejo continente donde actualmente es Profesor de Natación en el Sporting Club Noale.

DIARIO SAN FRANCISCO sale en búsqueda de aquellos oriundos de nuestra ciudad que por diversas cuestiones han emigrado a otras latitudes y han desarrollado su vida personal, familiar y profesional sin olvidar sus orígenes y con el recuerdo permanente de su San Francisco natal.

Carlos Bertín hoy tiene 70 años y desde 1979 reside en Mirano, Italia. Es jubilado como Profesor de Educación Física aunque continúa trabajando como Director Deportivo en un complejo d eNatación y en el Parque Acuático Sporting Club Noale, Venecia. Conoció a su mujer en el viejo continente, Morena Basso y se casaron. Junto a ella tuvieron a Massimiliano que hoy tiene 38 años y que convive con Ilenia que a fines de noviembre lo harán abuelo por primera vez de un varoncito.

Su infancia y juventud en San Francisco fue marcada por distintas etapas, fundamentalmente por su paso como alumno de la Escuela Hipólito Irigoyen en la primaria y el Colegio San Martín, hasta tercer año, y luego la Escuela Normal Superior Dr. Nicolás Avellaneda donde se recibió como maestro, durante la secundaria. Carlos se refiere a su infancia en nuestra ciudad «recuerdo en especial ‘el barrio de los Bomberos’ donde crecí y viví. Fue en calle Belgrano al 1100 entre Perú y Garibaldi».

Desfilando con su amigo Quique Ensabella

Al finalizar el ciclo básico decidió irse a estudiar a Córdoba, «me fui a estudiar al IPEF (Profesorado de Educación Física) en el período del ‘Cordobazo’. Puedo afirmar que esta casa de estudios me dio una muy buena preparación profesional que pude verificar comparándome con los colegas italianos cuando comencé a trabajar primero en la natación y después en la labor de docente de escuela secundaria».

Entrada al IPEF de Cordoba con sus compañeros de curso – Año 1969

Corría el año 1977, más precisamente el 13 de abril del 1977 y decidió emprender viaje al viejo continente. «Recuerdo que me acompañaron a Buenos Aires en un Fiat 600 del amigo ‘Bocha’ Cassettai, Gloria su esposa, el hijo Pablo que es mi ahijado, mi madrina Lucia Gómez y mis dos valijas». No puede evitar una anécdota en ese trayecto entre San Francisco y la capital de nuestro país «ante el viaje con el Fiat lleno con 5 personas y mis dos valijas pinchamos dos veces los neumáticos con el riesgo de perder el vuelo».

Carlos antes de emprender viaje el 13 de abril de 1977

«Llegué a Madrid y luego de recorrer por 45 días el viejo continente, me radiqué en Padua y fui a vivir con mi amigo Dr. Osvaldo Pepellin y su señora María Inés Boschetto. Desde allí seguí el trámite de la ciudadanía italiana que había comenzado en la agencia consular. Al mes de estar ahí comencé a trabajar en la natación en una pileta de verano».

Recuerdos de la infancia

«Recuerdo que éramos unos 30, entre chicos y chicas en la zona de Bomberos y se organizaban todo tipos de juegos en el barrio». Una anécdota que recuerda «guai al que le tocaba contar, el piedra libre para todos te hacía estar toda la noche contando». Otro de los recuerdos imborrables de Carlos es la época de carnaval «a la hora de la siesta participaban todas las familias a la guerra de agua y los camiones cargados de gente que pasaban tirando bombitas de agua y bolsitas de harina».

Comunión con los chicos del barrio

Asimismo no puede olvidarse de su club, el Sport «pasábamos los calurosos veranos y donde trabajé primero como bañero y ya recibido como entrenador del equipo de natación». Por último también rememora las temporadas de verano en Mar del Plata donde ejercía como guardavidas.

Actualmente está en el Sporting Club Noale. «Fui el Director General por 25 años dando una impronta similar y familiar como en el Sport Automóvil Club». A lo que agregó «desde hace unos 5 años me ocupo solamente de la parte deportiva dirigiendo los equipos de natación, natación de salvataje, waterpolo. Además organizo y tengo cursos de formación para guardavidas y profesores de natación».

Sus raíces en la ciudad

El Profesor de Natación comenta «cuando te vas de tu ciudad natal también te vas de tu patria. Yo lo sentí cuando despegó el avión y el efecto fue la caída de las lágrimas que brotaban por la tristeza y los suspiros con la opresión en el tórax». A lo que añadió «en ese momento me consoló una modelo argentina que vivía en Florencia y que ya hacía varias veces que viajaba a visitar a su familia».

«Yo me fui de Argentina por propia decisión y con el ‘hambre cultural’ de conocer otros países, otros idiomas, otras culturas, historias y pensando en poder realizar y perfeccionarme en mi profesión lo mejor posible».

En tanto Bertín comenta «estando lejos hay que aprender a vivir con la nostalgia que no te abandona nunca y aumenta con el pasar del tiempo. Por la ausencia de la familia, de los amigos y del lugar donde creciste y pasaste una infancia y juventud muy feliz».

Bañero en el Sport Automóvil Club – Enero 1967

«En los primeros tiempos la sentís menos porque la atención está ocupada en aprender a sobrevivir, adaptarte a las costumbres y sistema de vida del nuevo país que te radicas, aprender el idioma, legalizar documentos, buscar trabajo, lugar en donde vivir, formar una familia como hice yo».

Sobre San Francisco dice «paisajísticamente es muy pobre pero muy rica de la felicidad que dan los amigos y eso no cambia en el tiempo. Durante mis visitas gozo mucho de los tantos amigos que hice durante los estudios, en el club y juventud».

Cada tanto regresa a visitar a sus familiares. «Voy a visitar a mi hermana, cuñado, amigos y familiares cada uno o dos años y siempre en el período de las fiestas de fin de año» cuenta el ‘Profe’ de natación.

«Muchas veces recibo pedidos y consejos para jóvenes que tienen idea de ‘probar fortuna’ en Europa como se dice. Yo respondo siempre dando sólo noticias de como están las cosas en Italia y por responsabilidad no entusiasmo a ninguno a aventurarse, si al menos no se tiene la ciudadanía o la posibilidad de poderla tramitar por línea de sangre». En tanto agrega «cambiar de país para probar la fortuna no existe. Es necesario tener mucho espíritu de sacrificio y ser de carácter combativo, estar preparado profesionalmente o conocer un oficio especial o técnico/manual».

«Si alguno me pregunta si volvería a hacer lo que hice respondo afirmativamente. Yo amo Italia como Argentina y me gusta el lugar donde vivo que es una posición cerca del mar, de la montaña, de lagos y pegado a Venecia».

Ante la consulta de una posible vuelta definitiva a la ciudad responde «me gustaría vivir como jubilado en San Francisco. Esto sería muy difícil teniendo una esposa italiana y mas aún con la llegada de mi nieto para fines de noviembre. ‘Mai dire mai’ se dice en italiano (nunca decir nunca). Espero más adelante poder viajar y al menos poder permanecer por más tiempo del que estoy cuando estoy (un mes). El problema será para mi querida hermana Susana y cuñado Horacio Rubiolo que me tendrán que aguantar…(risas)».

Premiacion Fiesta del Atleta que festejamos todos los años en el mes de junio

La actualidad Argentina desde Italia

Carlos comienza hablando de cómo se ve desde el viejo continente la actualidad de nuestro país: «Italia ve a Argentina siempre como un país que acogió a los inmigrantes y donde vive una comunidad numerosa de descendientes italianos».

«En la época del gobierno militar, Italia dio asilo político a muchos argentinos, diplomáticamente se pronunció contra el régimen y denunció a los desaparecidos que muchos tenían vínculos familiares».

«El ciudadano italiano se pregunta cómo una tierra llena de recursos como la Argentina no pueda superar las continuas crisis económicas e inflacionarias. Mientras exista una clase política muy corrupta y que no gobierna en modo honesto, la situación socio-económica-política no cambiará».

Además expresa «donde impere la corrupción política, que se ha hecho un sistema en muchos países del mundo, incluyendo Italia, el ciudadano común sufrirá las consecuencias de presidentes deshonestos que piensan en el interés personal y no trabajar en favor de la comunidad».

Opinión sobre el gobierno nacional

«El gobierno democrático actual es visto con buenos ojos y reconociendo que muchas cosas han mejorado. Se critica que no se resolvió la difícil y continua inflación que dura desde muchos años antes que yo saliera del país».

«La única arma que tiene el ciudadano es el voto para evitar de elegir políticos corruptos. Antes de votar, es necesario evaluar lo que hicieron los políticos de los pasados gobiernos y el actual. Es cierto que la situación Argentina no se resuelve en un solo mandato de gobierno y menos con el asistencialismo. No se vota con la rabia, se vota con la inteligencia».