miércoles 9 de octubre 2019
San Francisco, Córdoba, Arg
Educación - 09/10/2019

Llega a la ciudad Mario Lange: De la pobreza extrema a ser el artista con más obras en el mundo

Llegará el próximo 15 y 16 de octubre a San Francisco convocado en conjunto por la Cooperadora del Jardín de Infantes Escuela Sarmiento y la Comisión de padres Hermanos Maristas. DSF dialogó con el artista.

Este artista que tiene mucha historia a lo largo y ancho del país estará en nuestra ciudad el próximo 15 y 16 de octubre convocado en conjunto por la Cooperadora del Jardín de Infantes Escuela Sarmiento y la Comisión de Padres del colegio de los Hermanos Maristas. DIARIO SAN FRANCISCO dialogó con Mario Lange sobre su visita.

«En los dos días que estaré hablaré de mi vida y de la revolución del arte que estoy haciendo» comienza contando el artista oriundo de Entre Ríos. A lo que agrega «hoy estoy en la provincia de Buenos Aires haciendo mi mural 1269 y 1270».

Su historia es inspiradora para todo aquél que quiera escuchar, flexible y ameno al contarlo deja bien en claro que todo se puede, pero que requiere un esfuerzo y trabajo constante. ¿Quién podría decir que para un niño es bueno salir a cazar para comer? Él lo relaciona con libertad y con todos esos recuerdos describe una infancia feliz donde la naturaleza era el mejor escenario. Hoy dedicado totalmente a un Arte que descubrió en él pasados los 40 años, trascurre una vida más que satisfactoria acompañado de su novia de hace más de 30 años, sus hijos y la solidaridad como estandarte. He aquí un artista argentino, completamente autodidacta que pudo integrar una selección nacional, diseñar y construir casas, hasta llegar a ser lo que hoy es.

Mario Lange es una persona que nació en la extrema pobreza y toda su vida trabajó mucho, después de los 40 años descubre que tenía la pasión por el Arte, la pintura, desde ese momento hasta hoy no paró. «Yo creo que si no se me recuerda como artista me gustaría ser recordado como un gran trabajador por que es lo que hago todos los días de mi vida, de lunes a lunes».

Nació en Strobel Entre Ríos, un pueblito muy chiquito dentro del departamento Diamante a orillas del Paraná. «Viví hasta los 12 años de lo que se cazaba y pescaba, en una casa muy humilde que fabricó mi mamá de adobe, de 3 metros por 3.50, ahí pasé mi infancia junto a 3 hermanos, una mamá sorda y un papá que ya no está».

Desde los 12 y hasta los 18 años hizo deporte, por el hecho de correr todo el día para cazar, desarrolló un estado atlético distinto al resto. «A los 13 años ya bato el primer récord argentino en 1000 metros llanos y eso hace que entre en la selección argentina, eso lo hice hasta los 18, con toda la pasión del mundo y con todo el trabajo que te puedas imaginar, entrenando 6 horas por día».

«Cada etapa de mi vida la terminé y no me quedo en el recuerdo de nada, empiezo una etapa nueva. A los 19 años comienzo a trabajar de albañil que es lo que sabía hacer, pero lo hacía de lunes a lunes, debido a eso muy pronto pude armar una empresa constructora, y pasado los 30 comienzo a diseñar casas, todo autodidacta, tenía mucha habilidad para el diseño».

A lo que comenta «no me alcanzaba con diseñar la casa y comencé a diseñar el mobiliario y más adelante estaba diseñando el cortinado, las telas, los accesorios… Ahí encontré que me faltaba Arte y entonces descubrí que me gustaba pintar, pinto las primeras obras para las casas que hacía para vender y alquilar».

«Recién a los 44 es cuando decido hacer la primer muestra grande. Llegó un punto a los 46 años que cierro mi empresa y me dedico a la pintura. No volvería atrás nunca más. Muchas veces los chicos me preguntan si a esta edad no cambiaría de vuelta, les digo que no, el hecho de no haber estudiado, no haber tenido la posibilidad hace que uno en la vida se vaya haciendo a fuerza de experiencias propias y generalmente a mi me llamaba la atención que la gente a los 50 años, se acomodaba su vida, yo descubrí eso ahora y ahora estoy seguro que no cambiaría más porque hice todo lo me gustaba hacer y hoy hago esto que me apasiona realmente».

«Cuando hago el mural numero uno (Ndr: hoy lleva hechos 1270) que lo hago porque la mujer que trabaja conmigo en casa hace 20 años tiene un hijo con discapacidad y me pide si puedo hacer un mural para alegrar el lugar donde los chicos comían. Nunca había hecho un mural, me llevó 4 días lo que hoy me lleva 4 horas. Lo hice a pedido de ella y me llaman del Gobierno de la Provincia para prohibirme pintar, diciendo que como yo no era artista de carrera ni nada ¿con qué criterio iba a pintar una escuela? eso es lo que hizo que hoy sea artista. En ese momento le dije al tipo: “te voy a hacer una Revolución de Arte que vas a pisar el cordón de la calle y vas a ver un mural mío” y desde ese momento no paré nunca más de pintar murales. Fue una protesta silenciosa por eso se llama Revolución de Arte porque los “estudiosos de arte” digamos, ellos querían que no pintara por que no era artista. Ellos hicieron que lo sea, gracias a esa prohibición hoy tengo 1270 murales».

Casi todos los días de su vida Mario pinta un mural para una escuela de esos 1154 más de 800 fueron donados sin aporte de ningún tipo, con el fin de que todos lo niños como él que por ahí no tienen posibilidades de conocer más, puedan ver arte, trabajar con un artista y ver que se puede vivir del arte, que es sencillo y que significa un gran esfuerzo.

Se presentará en la Escuela Sarmiento el día 15 de octubre de 8 hs. a 18 hs. en donde pintará un mural e interrelacionará con los niños. En tanto que al otro día se presentará en el mismo horario en la Escuela de los hermanos Maristas donde intervendrá un segundo mural en la ciudad.

Fuente: Revista El Evento