lunes 13 de julio 2020
San Francisco, Córdoba, Arg
Negocios - 26 abril, 2020

Los nuevos desafíos de la Comunicación Organizacional

OPINIÓN: Por Fernando Peruchi (*) – Especial para Diario San Francisco

Mas allá de la coyuntura social, política y económica por la que estamos atravesando y el incesante desarrollo de la comunicación en general en sus múltiples formatos, es inminente que toda organización desarrolle un carácter estratégico en sus comunicaciones.

Para esto deberá hacerlo integrando la comunicación interna, externa, interorganizacional, definiendo en cada caso cuál es su problemática y la prioridad que cada una presenta en el concierto de la organización.

Por otra parte y teniendo en cuenta lo anterior, también deberá cambiarse la manera de planificar la comunicación, ya que será imprescindible ser flexible y capaz de adoptar cambios a corto, mediano y largo plazo.

Así será posible permitir cada cambio o innovación en el ámbito de la empresa con una posible repercusión en su imagen corporativa. De esta manera podrá operarse no solamente en una determinada coyuntura sino también aprovecharla mostrando continuidad en la misma y porque no una posible consolidación de la compañía mas allá de la tormenta.

Les mencioné la innovación, ésta, puede ocurrir en distintos niveles de la organización/empresa y puede ir ocurriendo según las prioridades que definamos. Si vamos permitiendo los cambios de manera armónica podremos ir evaluando los impactos y corrigiendo o mejorando aspectos para las acciones que a futuro se desarrollen.

Podrán darse cuenta que la comunicación en una organización dista entonces de ser estática, previsible y lineal.

Constantemente y entre otras cosas debemos definir a quien queremos llegar, los medios, canales, tecnologías y mensajes; y el momento en el que lo haremos.

En esta oportunidad sólo abordare en parte el tema del destinatario o grupo objetivo. Para el éxito de nuestra planificación comunicacional es imprescindible conocer su lógica de funcionamiento, necesitaremos ponernos en su lugar para reconocerlo e involucrarlo o aparecer en su radar.

Debemos tener en cuenta que el pensar en el otro es pensar en una amplia diversidad en todo sentido y; cuanto mejor logremos esta identificación mayores serán nuestras oportunidades de relacionarnos y las posibilidades de lograr un impacto en ellos.

Habremos tenido éxito en nuestra estrategia en la medida que logremos dar de alguna manera con los intereses y necesidades de ese otro en un determinado momento (porque de seguro sus intereses irán cambiando) y por su puesto podamos intervenir de alguna manera para cambiar su realidad.

En la actualidad, tenemos el desafío de elaborar una estrategia de comunicación que defina y aporte mecanismos para dar con los intereses y necesidades actuales de nuestros públicos.

Será fundamental definir de buena manera nuestras acciones, ser lo mas efectivos y eficaces posibles y muy importante en esta delicada coyuntura económica, direccionar y optimizar nuestros recursos económicos de la mejor manera.

(*) Licenciado en Comunicación Social – Especialista en RR HH – Director de: ExpandiaHub