miércoles 21 de agosto 2019
San Francisco, Córdoba, Arg
Educación - 24/03/2019

UTN: Interesante proyecto para desarrollar un satélite CanSat como plataforma educativa

Los estudiantes Leonardo Anchino y Andrés Torti realizaron días atrás en el salón de actos de nuestra casa de altos estudios, la presentación del proyecto final de carrera que les permitió alcanzar sus respectivos títulos de Ingenieros Electrónicos, y que además contempló el trabajo conjunto entre la UTN San Francisco y el IPET N° 50 para dar respuesta a una demanda existente en el sistema educativo actual en relación a la formación técnica y científica.

El tema abordado fue el desarrollo de un satélite CanSat como plataforma educativa, para fomentar el interés en las ingenierías, es decir, la propuesta se basa en la implementación de CanSat como herramientas de divulgación y de generación de vocaciones científicas, y así despertar el interés en estudiantes secundarios respecto del estudio de las Ingenierías.

CanSat es un aparato o sistema del tamaño de una lata de gaseosa, un satélite no orbital, cuya misión puede ser recoger datos, efectuar retornos controlados o cumplir algún perfil de misión predeterminado. Su principal función es la enseñanza de tecnologías espaciales en escuelas y universidades.

Con la puesta en marcha de esta iniciativa, los estudiantes de nivel medio podrán tener su propio aparato, trabajar en su diseño, el lanzamiento, las mediciones que deseen realizar y hasta se podrían realizar competencias de CanSat, algo que en nuestro país está dando sus primeros pasos pero que en Europa ya hace varios años se está desarrollando.

Consultado sobre este proyecto, el ingeniero Emanuel Bernardi, docente de la carrera de Ing. Electrónica, explicó que CanSat «vendría a ser una especie de satélite, aunque no orbita, pero comparte características como la planificación, el lanzamiento (en este caso a baja altura) y la transmisión de información útil para cada una de las misiones a ejecutar».

El proyecto fue presentado ante el Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET) y se hizo uso de la herramienta Crédito Fiscal para conseguir el financiamiento. En este caso el proyecto ya fue homologado por lo que ya se puede empezar a utilizar el CanSat como divulgación en los colegios secundarios. Si bien la herramienta puede implementarse en cualquier escuela secundaria, este año se comenzará a trabajar en el IPET N° 50.

Los autores del proyecto

Leonardo Anchino, uno de los autores de este proyecto, explicó que la propuesta se basó en el diseño y desarrollo de ese satélite junto al programa de computadora para recibir los datos y comandar el aparato. «El CanSat, que es del tamaño de una lata, es un aparato que se conecta en forma inalámbrica a una computadora permitiendo tener el control total de la lata y la medición de todas sus variables», explicó el egresado.

Anchino agregó: «Todas esas mediciones se ven en un programa que también diseñamos nosotros, entonces tenés gráficas en tiempo real de todas las variables y reportes. A esos reportes uno tiene la posibilidad de extraerlos del programa una vez que se terminó la misión y se pueden analizar, hacer informes». «Todo esto va a ayudar a que el alumno vea todo el proceso», sumó.

Por su parte, el otro autor del proyecto, Andrés Torti, mencionó que el objetivo es incentivar la vocación científica en los estudiantes secundarios. «En el país faltan ingenieros, entonces una de las formas de tratar de resolver este problema es incrementar la cantidad de ingresantes y disminuir la deserción tratando de incentivarlos», justificó.

El proyecto, cuya realización demandó alrededor de 5 y 6 meses, tuvo buena aceptación, reconocieron. El prototipo cuesta unos 250 dólares (el máximo estipulado por el reglamento europeo era de 500 dólares) pero puede ser menor de fabricarse en serie. Se trata de un proyecto libre y abierto, por lo que cualquier persona lo puede replicar.

Aplicación

Dependiendo del sensor que se le coloque, el CanSat puede medir, entre muchas otras cosas, temperatura, humedad, presión, altura, aceleraciones o campos magnéticos. «También se le puede agregar cámaras, que es un procesamiento más complejo, y se podría determinar por ejemplo el índice verde de los campos para saber qué minerales faltan o qué se puede sembrar», ejemplificaron los autores del proyecto.

Datos técnicos del proyecto

CanSat deriva del término inglés Can (lata de gaseosa) Sat (Satélite). El proyecto CanSat manifiesta el deseo de posicionar a las instituciones educativas (universitaria y media) en el punto más avanzado de la tecnología educativa. El camino es a través de numerosas acciones formativas transversales a diversas asignaturas en ambas instituciones y complementarias entre sí.

Se trata de trabajar con módulos electrónicos del tamaño y peso de una lata de gaseosa, capaces de efectuar múltiples mediciones a gran altura de magnitudes físicas (presión atmosférica, temperatura, humedad, radiación UV, etc) y transmitirlas vía radio frecuencia a un receptor situado en tierra, con el cual se puede efectuar la interpretación de los datos (gráficos, tendencias, diagnósticos, entre otros).

Se prevé que el proyecto tenga dos niveles de participación: Un Nivel Inicial, en el que la estructura del CanSat se asienta en su mayoría sobre el diseño de una plataforma CanSat «lista para usar», desarrollada por alumnos de la UTN. De esta manera se facilita el ingreso y participación de las escuelas no técnicas. Y un Nivel Avanzado, que comprende el diseño y construcción sobre una plataforma base CanSat, a cargo de la escuela. Para ello se dispondrá de una serie de diseños gratuitos y módulos elementales sugeridos desde el Departamento de Ingeniería Electrónica de la UTN Facultad San Francisco.

Ambos niveles podrán utilizar distintos tipos de lanzamiento (globo cautivo, cohete, drone), con diseño propio o comercial. Asimismo, se prevé tomar como elemento base al reglamento de la competencia CanSat 2018 del CanSat Leaders Training Program (CLTP), el cual establece los modos de participación, altura de lanzamiento, pesos y mediciones.