Miércoles 26 de julio 2017
San Francisco, Córdoba, Arg
  • T:22º
  • H:80º
Locales - 25/04/2016

Suicidio en Poblaciones Adolescentes ¿es posible la prevención?

La Licenciada en Psicología María Laura Gaviglio escribe sobre “Suicidio en Poblaciones Adolescentes” y se pregunta: ¿es posible la prevención?…

EL suicidio adolescente

Maria Laura Gaviglio

Por: Lic. En Psicología
María Laura Gaviglio
Mp 8457

 

En tiempos como los que actualmente atravesamos, donde la violencia es noticia todos los días, el suicidio en adolescentes es un fenómeno cada vez más visible. Padres desesperados y angustiados no encuentran una respuesta ante hijos que se autolesionan, se lastiman y en ocasiones llegan a causarse la muerte.

Padres invadidos por la culpa de no haber anticipado que esto podría ocurrir… Ante todo esto lo más importante es conocer acerca del tema.

Empezando por la definición, el suicidio se define como “darse muerte a sí mismo”. Este tipo de comportamiento posee causas multifactoriales, es decir, muchos son los factores que influyen en que una persona tome la decisión de suicidarse, de quitarse la vida. Entre estos factores se encuentran los biológicos, los socioambientales y/o los psicológicos.

En cuanto a las características se puede decir que las personas suicidas tienden al aislamiento social, experimentan dificultades interpersonales, su amor propio es escaso y son menos confiadas. Particularmente en los adolescentes, población de riesgo por la etapa evolutiva que se encuentran atravesando, los rasgos de personalidad más frecuentes son la hostilidad, la rabia, la baja tolerancia a la frustración y la impulsividad. Podemos decir que algunos jóvenes tratan de matarse y en ocasiones lo consiguen inmediatamente después de una decepción devastadora para ellos – el fracaso en un examen, la pérdida de un trabajo, el final de una relación amorosa, la muerte de un ser querido relevante- estos eventos necesitan ser entendidos como el abandono final o destrucción de uno, pero siempre precedido por otras creaciones mentales que han dejado al adolescente con el sentimiento de que no hay otra alternativa más que la propia muerte. “La adolescencia es el tiempo durante el cual un cuadro mental de uno mismo, con una específica y fijada identidad sexual se establecerá”.

Actualmente se ven muchas conductas suicidas en los adolescente, por lo cual cabe destacar que el suicidio es previsible y prevenible, siendo solo posible con la participación de la familia y toda la comunidad.

Considero importante tener en cuenta ciertas actitudes ante las personas en riesgo suicida, entre ellas: Saber que alguien que piensa o habla de suicidio necesita ayuda-Las personas suelen dar indicaciones, advertencias y a menudo hablan de su muerte-El adolescente con ideas suicidas debe ser considerado como alguien sufriendo inmensamente e incapaz de buscar o encontrar otras formas que aparten los sentimientos de tormento-Todo comportamiento autodestructivo es grave y puede ser letal, por lo cual siempre hay que tomarlo con seriedad y brindar ayuda profesional a la persona.

Preguntarle a una persona con ideas suicidas sobre su deseo de vivir o morir lo saca del aislamiento y le permite hablar de cuestiones que en ese momento lo perturban sin poder encontrar otra salida más que la muerte. Hablar es muy aliviador y actúa como freno a la impulsividad.

Muchas veces los padres se encuentran preocupados por no saber darse cuenta si su hijo tiene ideas suicidas o está en riesgo, por ello es importante tomar en cuenta ciertos indicadores de riesgo en los adolescentes:

– Depresión y desesperanza
– Decepción y culpa ante la imposibilidad de satisfacer las expectativas paternas
– Antecedentes de suicidio en familiares, amigos y/o compañeros
– Dificultades en la comunicación, tendencia al asilamiento, escasas relaciones interpersonales

– Abuso de sustancias toxicas
– Cortes o golpes en el cuerpo
– Ideas, fantasías o intentos previos

Es de gran importancia el considerar los factores protectores, es decir, aquellas personas y/o situaciones que el adolescente puede tener en cuenta si está pensando en quitarse la vida. Según la Organización mundial de la Salud, los principales factores protectores frente a la ideación suicida son: una buena relación con los miembros de la familia y apoyo de la misma- Buenas habilidades sociales- Confianza en sí mismo- Búsqueda de ayuda cuando surgen dificultades- Búsqueda de consejos ante decisiones importantes- Receptividad hacia conocimientos nuevos- Integración social- Buenas relaciones con sus compañeros y pares- Apoyo de personas significativas.

Algo que preocupa a padres y docentes en las escuelas es el que hacer y el que no hacer si se encuentran frente a una situación de riesgo de suicidio. En cuanto a ¿Qué hacer ante una situación de riesgo? Se recomienda: Trate de usar su mejor capacidad de escucha- Sea directo, hable con franqueza y sinceridad- Bríndele sostén, aliéntelo a hablar sobre lo que piensa y siente- Permítale que se exprese libremente, sin juzgarlo- Mantenga su interés en la escucha, no lo interrumpa.

En cuanto al ¿Qué no hacer frente a una situación de riesgo? lo aconsejable es: Trate de entender los motivos que originan ese estado, no dé consejos- No discuta, no entre en debate. Escuche sin juzgar- No lo ponga en situación de desafío para mostrarle que es incapaz de hacerlo- No permita que le haga jurar que va a mantener el secreto- No trate de arreglársela solo con la situación. Siempre es aconsejable pedir ayuda, si el adolescente se encuentra en tratamiento no dude en comunicarse con el profesional tratante.

El factor fundamental en la prevención del suicidio es el conocimiento y la aceptación.