Martes 21 de noviembre 2017
San Francisco, Córdoba, Arg
  • T:19º
  • H:45º
Sanfrancisqueños por el Mundo - 01/05/2017

“Somos privilegiados de poder elegir cuándo, cómo y dónde vivir”

Sofi y David, una joven pareja que se les ocurrió irse a recorrer latinoamérica con el objetivo de llegar hasta México. Hoy están en Panamá. Conocé sus vivencias a tantos kilómetros de distancia.

Su medio de movilidad, su casa, su todo

Transcurría el año 2014 donde Sofía Barrera y David Giurda, oriundos de nuestra ciudad y Colonia Prosperidad respectivamente, emprendieron viaje hacia el norte del continente. Un Renault 12 modelo 1978, algo de ropa, algunos alimentos y muchas ilusiones partieron un 2 de noviembre de ese año. Hoy llevan 912 días alejados de sus familiares y costumbres. Actualmente se encuentran en Panamá pero a pocos días se seguir su travesía hacia el norte hasta llegar a México, su objetivo desde un principio.

El primer tramo ese día caluroso de primavera por allá en 2014 fue San Francisco – Arroyito. Llevan recorridos 22.000 km en 8 países diferentes. Al principio, Sofi y David estuvieron recorriendo durante 5 meses nuestro país. Cruzaron la frontera y se instalaron 87 días en Bolivia para luego continuar 89 días en Perú. El trayecto siguió 89 días en Ecuador, 4 meses y medio en Colombia, 3 meses en Panamá, 3 meses en Costa Rica para volver 6 meses a Panamá donde se encuentran actualmente. En una semana partirán para seguir escalando el mapa hacia el norte y acercarse a México, su final de ruta.

Sofía haciendo artesanías con alambre
Sofía haciendo artesanías con alambre

David le cuenta a DSF “todo el viaje lo desarrollamos por ruta panamericana”. Por lo general no han visitado las capitales sino pueblitos pequeños que dejan más experiencias. El oriundo de Prosperidad agrega “somos privilegiados de poder elegir cuándo, cómo y dónde vivir”. En tanto Sofía expresa “nos gusta un lugar y nos instalamos. En el lugar menos pensado e inhóspito nos ubicamos”. Su cama está en el auto. Cocina. Todo está en su Renault 12. Añade Barrera “llueve 6 meses y 6 que no por lo que debemos ir programando. A veces nos vamos hacia el otro lado para evitar ese meteoro que nos complica la vida diaria”.

Sofía y David con amigos que conocieron en esta travesía
Sofía y David con amigos que conocieron en esta travesía

En dos años y medio cambiaron de paisajes, climas, costumbres… Un continente increíble que les regala vivencias que nunca olvidarán. Recuerdan situaciones y no pueden creer la cantidad de cosas que han vivido. Pero la gran pregunta que nos hacemos es ¿cómo subsisten?, David responde “la actividad económica es lo más inestable en nuestra travesía. Aprendes cómo vivir el día a día”. A lo que agrega “nosotros decidimos cuándo y cómo trabajar”. El fuerte durante todo el camino fue hacer malabares. También se la rebuscan haciendo artesanías para luego poder comercializar. DAvid trabaja en metales: acero, alpaca mientras que Sofi lo hace con alambre. En tanto el joven le suma la guitarra en donde la gorra le da buenos réditos. “La gente es muy buena en todos lados. Todos nos ayudan y así vamos transcurriendo nuestro viaje hacia el norte del continente”.

Su Renault 12

Sus objetivos antes de partir de San Francisco era llegar a México en tres años como mucho y volver a nuestro país. En la realidad recorrieron un cuarto de lo pensado. “Las fronteras nos obliga cambiar” nos dice Sofi. Cada país lo obliga a estar un máximo de 90 días. El tiempo que le dan migratoriamente los complica pero los obliga a cambiar. “En una semana retomaremos viaje para el norte siempre teniendo como objetivo llegar a México” añade David. “El único plan es ir hacia el norte. Tenemos asumidos que no hay un destino final. Cuando volvamos a Argentina, primero será conocer el país y luego volver a acostumbrarse a nuestras costumbres con tanto tiempo alejados a lo nuestro”.

En su travesía han conocidos cientos de personas que nunca olvidarán pero tiene una acompañante de lujo que se les sumó en Perú: Branca, quien es su perrita que los acompaña hace casi dos años. Fue rescatada en la calle de ese país. “Tiene su vida paralela” agrega David. Por su mascota también han sacrificado muchos lugares donde no los reciben y prefieren estar con Branca. “El animal se mimetiza con los humanos y nosotros a ellos. Nos damos cuenta de los cambios en cada país que visitamos. Tener a Branca nos hizo ver muchos conceptos y es la experiencia vivida más linda de todo el viaje” suma David al diálogo.

17218441_1810396392557405_7545657876589720011_o
Branca, su fiel compañia

El Renault 12 sigue acompañándolos desde ese 2 de Noviembre de 2014. Su medio de movilidad, su casa, su todo… Sofía y David, de San Francisco a latinoamérica… Una historia que por ahora continúa…

Para seguir su travesía pueden seguir su Fan Page Müñalkyawn// Andar Libremente