miércoles 17 de octubre 2018
San Francisco, Córdoba, Arg
  • T:25º
  • H:54º
Política - 13/06/2018

La CGT lanzó su tercer paro nacional contra Macri

El consejo directivo de la central obrera decidió una huelga nacional para el próximo lunes 25 de junio. Asegura que no hubo respuestas a los cinco puntos que había presentado en la Rosada.

Después de múltiples cabildeos, la Confederación General del Trabajo (CGT) le puso anoche fecha al que será el tercer paro nacional en dos años y medio de gestión de Mauricio Macri, esta vez en reclamo de una “rectificación” de la política económica del Gobierno: será el próximo lunes 25, por 24 horas y sin movilización.

Terminó por resolver la decisión el consejo directivo sindical en una reunión de apenas 35 minutos en la sede histórica de la CGT, y con asistencia plena de sus 37 integrantes (incluidos los triunviros Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña). Fue después de que el principio de negociación, abierto el jueves pasado por el Gobierno para frenar el paro, no avanzó con una segunda reunión prevista para el mediodía de ayer.

Fuentes del Ministerio de Trabajo dijeron a este diario que la suspensión de la reunión se había debido a “cuestiones internas (dentro de la CGT)”. Pero en la conferencia de prensa en la que los triunviros anunciaron el paro, todos coincidieron que la decisión se debió a la ausencia de respuestas del Gobierno a los cinco puntos que le habían presentado el jueves pasado, después del primer encuentro en la Rosada.

Daer, el triunviro representante de los “gordos” de los grandes sindicatos de servicios, y de los “independientes” (afines al Gobierno), fue el encargado de poner sobre la mesa la fecha acordada previamente por “la mesa chica”.
“Esto se da ante la imposibilidad de que el Poder Ejecutivo nos brindara una respuesta afirmativa”, dijo Daer con relación a los cinco puntos, “por lo que la decisión fue suspender la reunión con el Gobierno”.

Daer insistió también en que para la CGT el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) “no es para festejar” porque supone que en los próximos meses habrá un “mayor ajuste sobre los sectores más vulnerables”, incluidas las Pyme.

“Por eso, le pedimos al Gobierno, que vetó la ley contra las tarifas y que plantea el ajuste fiscal como único horizonte económico, una rectificación de las políticas económicas”, manifestó.

Por su parte, Schmid, cercano al sector “combativo” de la central, dijo que es previsible un agravamiento de la situación económica en los próximos meses. “Los problemas que estaban antes de cerrar el acuerdo con el FMI, antes de sancionar el tarifazo, eran problemas de que el poder adquisitivo cada vez está más erosionado”, explicó.

Razones

La elección de la fecha tuvo razones político-futbolísticas. El paro no será el martes 26, día en el que Argentina jugará ante Nigeria su último partido por la fase inicial del Mundial, ni al día siguiente, como se barajó, para que en su alcance no incidan los eventuales resultados deportivos.

Postergar la medida hasta la última semana del mes dio pie a interpretaciones acerca de que el Gobierno, como los “gordos” e “independientes”, tuvieron sus “pequeños triunfos” por un mismo motivo: haber logrado que el paro no coincida con el que mañana harán los camioneros en todo el país, en simultáneo con las protestas de las CTA y de los docentes de Ctera.

Los primeros, porque así no se verán arrastrados por la decisión de los camioneros, que ya postulan a Pablo Moyano y al bancario Sergio Palazzo para la nueva conducción cegetista, el 22 de agosto próximo, frente a la candidatura de Daer.

Y el Gobierno porque también logró, desde el mismo jueves pasado que convocó al diálogo, desacoplar ambas protestas. Aunque ayer Pablo Moyano anticipó que adherirán al paro del 25. “Es el punto de partida para un plan de lucha”, dijo el camionero y secretario gremial de la CGT, Omar Pérez.

Los dos anteriores

El del lunes 25 será el tercer paro nacional de la CGT contra Macri: la primera medida se llevó adelante el 6 de abril de 2017 y, la segunda, el 17 y 18 de diciembre pasados.

En la primera ocasión, la CGT salió a la calle para reclamar cambios en la política económica. Aquella huelga contó con la adhesión de la izquierda, que realizaron cortes de calles y de rutas.

El segundo paro coincidió con el tratamiento de la reforma jubilatoria en Diputados, donde logró la media sanción definitiva. La cúpula gremial, encabezada por Daer, Acuña y Schmid, decretó cese de actividades que se extendió desde el mediodía del lunes 17 de diciembre hasta las 12 del día siguiente. Aunque su alcance fue afectado por la adhesión a medias de los colectiveros de la UTA y los maquinistas de La Fraternidad.

La lista: Lo que pide la CGT

Los cinco puntos que la CGT le pedía al Gobierno.

1) Suspensión por disposición gubernamental de despidos y de suspensiones en los sectores privado y público por seis meses.

2) Reapertura de las paritarias “sin ningún tipo de limitación”.

3) Eliminación del pago del Impuesto a las Ganancias sobre el próximo medio aguinaldo.

4) Devolución en forma urgente de los fondos correspondientes a las obras sociales sindicales.

5) Compromiso de no modificar el cálculo del monto por indemnización (previsto en la reforma laboral enviada al Senado).

Fuente: La Voz del Interior. La Voz del Interior