sábado 21 de julio 2018
San Francisco, Córdoba, Arg
  • T:15º
  • H:63º
Economía - 14/09/2017

Impuestos y tecnología: Modernas herramientas para controlar a los incumplidores tributarios

OPINIÓN: Por Andrés Peretti (*) – Especial para DSF

El avance de la tecnología es innegable. Mientras que algunos son reacios, especialistas hablan de la cuarta Revolución Industrial. La inteligencia artificial, los avances aplicados a la salud, los vehículos eléctricos —incluso autónomos— y los cambios en la manera de enseñar marcan la agenda y el pulso de la innovación aplicada a la vida cotidiana.

Y el ámbito tributario no podía ser la excepción. La aplicación de la tecnología a los procedimientos fiscales hace a la eficiencia y eficacia recaudatoria. Sin ir más lejos, en las categorías más altas del Monotributo se estableció un régimen de facturas electrónicas, que sustituye a los comprobantes en formato papel y manuales.

Sin perjuicio de la cuestión ecológica y la necesidad de preservar los recursos naturales —tema que abordamos en otras columnas para DSF—, dicha tecnología permite el acceso directo e inmediato a la facturación del contribuyente, pudiendo verificar y fiscalizar en todo momento, sin depender de nada ni de nadie, sin notificaciones y los retrasos que ello acarrea. En la era donde el tiempo es el recurso más preciado, la inmediatez toma relevancia inusitada.

Pero el summum de la tecnología aplicada a cuestiones fiscales es la utilización de los drones e imágenes satelitales. Esta vez, nuestra querida Córdoba no fue pionera, sino que se atribuye a la Provincia de Buenos Aires la creación del sistema “MESI” —sí, con una sola “S”—, siglas de “Monitoreo Estratégico Satelital Integrado”.

Los drones están equipados con cámaras que graban en alta definición (HD), lo que permitió al Fisco bonaerense relevar zonas urbanas y countries, avistando construcciones no declaradas —piletas, quinchos, silos, etc.—, embarcaciones, aviones, helicópteros y maquinaria agrícola, entre otros.

Asimismo, el procedimiento es útil para monitorear actividades agrícolas y ganaderas, determinar la humedad de los suelos, establecer tipo de cultivo, fechas de siembra y cosecha, estimar rendimientos productivos y momentos de comercialización. Con este instrumento el Fisco podrá detectar inconsistencias en declaraciones de ingresos al contabilizar los silos bolsa situados en un determinado campo.

A través de sus operativos, el Fisco bonaerense descubrió más de 300 casas sin declarar en countries, lo que representa una evasión anual cercana al millón de pesos en concepto de Impuesto Inmobiliario. Lo mismo sucedió con los yates y embarcaciones: más del 50% de las mismas no tributan el Impuesto a las Embarcaciones Deportivas.

La utilización de la tecnología en cuestión genera múltiples interrogantes, pues existe una puja entre principios con idéntica jerarquía constitucional. Por un lado, la misión del Estado es recaudar tributos y combatir la evasión impositiva; por el otro, las garantías básicas e irrenunciables de los contribuyentes.

Con los drones fiscalizadores, ¿existe violación de domicilio? ¿se atenta contra la privacidad? ¿la intimidad? Bien sabemos que el domicilio debe ser interpretado de manera amplia, y es inviolable. La Constitución Nacional expresamente prohíbe la intromisión, salvo consentimiento del titular —permiso libre al acceso—, resolución judicial —orden de allanamiento— o delito flagrante.

Nuestro país es relativamente nuevo al respecto, pero los antecedentes europeos no avalan la utilización de drones sin autorización judicial. El Juez, como garante de la Constitución, es el sujeto idóneo para permitir una intromisión a la intimidad. Y, en la noción que debe cumplir una función activa, deberá analizar los antecedentes que los Fiscos consideran determinantes para avanzar contra la propiedad del contribuyente en la noble misión de mejorar la recaudación impositiva.

¿Qué antecedentes puede tener? Un sinnúmero. Por ejemplo, si se sospecha una construcción no declarada —un lujoso quincho y/o alguna pileta olímpica—, el Fisco podría pedir informes a la empresa de energía eléctrica y/o gas para cotejar el consumo con otras propiedades similares. Lo mismo sucede si hay un jardinero y/o algún empleado. De existir algún indicio, podrá solicitarse una orden de allanamiento y utilizar el dron para tomar imágenes en HD como paso previo al inicio de los procedimientos determinativos de rigor.

Más allá que las tecnologías comentadas se aplican en la jurisdicción de la Provincia de Buenos Aires, es lógico pensar que los demás gobiernos locales emulen al fisco bonaerense. Incluso, podría darse un cruzamiento de información con la AFIP-DGI, con el objetivo de detectar eventuales inconsistencias y accionar contra los infractores.

En consecuencia, en vigor de la garantía de inviolabilidad del domicilio, prohibición de caza indiscriminada y persecución arbitraria de contribuyentes, la utilización de las modernas herramientas citadas deberá ser autorizada por Juez competente y estar fundada en la suma de indicios concretos y concordantes, o en denuncias específicas, con identificación del tercero denunciante.

Caso contrario, el procedimiento determinativo puede considerarse nulo por violación de garantías constituciones básicas e irrenunciables. Resulta cardinal extremar los cuidados para su utilización, más aún cuando la conducta del contribuyente puede derivar en la configuración de un delito tributario con pena de prisión, tal como sucede con la evasión fiscal.

¿Parece difícil? ¿Preocupan los tiempos de la justicia? La realidad es que los Fiscos cuentan con amplios poderes para fiscalizar a los contribuyentes y mejorar la recaudación. De utilizarlos eficientemente, no será necesario recurrir a medios violatorios de la Constitución Nacional.

(*) Abogado -UNC-, Especialista y Magíster en Derecho Tributario -Universidad Austral, Buenos Aires-

Estudio Peretti