jueves 6 de diciembre 2018
San Francisco, Córdoba, Arg
  • T:23º
  • H:59º
Economía - 06/12/2018

Con 38 votos a favor, la Legislatura aprobó el Presupuesto provincial 2019

La Unicameral le dio luz verde en segunda lectura al proyecto presentado por el Ejecutivo provincial. Unos 23 legisladores se expresaron en contra de la iniciativa.

En una jornada clave, la Legislatura de Córdoba aprobó este miércoles en segunda lectura el proyecto de Presupuesto provincial 2019. Fue con 38 votos a favor, 23 en contra y ninguna abstención. Previo a la votación hubo nuevos cuestionamientos de la oposición por el crecimiento de la deuda pública, chicanas por el adelanto de las elecciones y el encuadre de un presupuesto delineado a medida de la crisis.

Este paquete de leyes contempla el Proyecto de Ley N° 26967, que establece el Presupuesto General de la Administración Pública Provincial para el año 2019. El Proyecto de Ley N° 26968, en el cual se modifica la Ley Nº 6006 (TO 2015) Código Tributario y otras leyes de carácter impositivo y el Proyecto de Ley N° 26969, referido a la Ley impositiva anual para el ejercicio 2019.

Desde la Provincia llevaron adelante el proyecto de presupuesto centrado en cuatro ejes centrales: gasto social, impuestos, obra pública e innovación en gestión. El mismo prevé ingresos por $240 mil millones y egresos por $220 mil millones.

Semanas atrás la oposición objetó fuertemente la presentación del proyecto realizada por el ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano, quien ilustró los números valiéndose de caramelos para graficar los puntos angulares.

Sobre la previa del debate
Durante la primera lectura, con carteles en la butaca que rezaban “No te comas el Sugus”, el Interbloque Cambiemos ya había anticipado previo al debate que votaría en contra; actitud que fue fuertemente repudiada por el oficialismo. Durante la segunda lectura, la posición de no ceder fue la misma y le cayeron los reclamos tanto desde la izquierda como por parte del oficialismo: “Acompañan el presupuesto nacional pero no quieren hacerlo con el provincial, que responde a la misma lógica”, cuestionaron.

“La deuda provincial desde 2017 era de $48.551 millones. En ocho meses UPC aumentó un 107%, llegando a los $100.979 millones”, había argumentado Cambiemos para posicionarse en la vereda contraria a la de Unión Por Córdoba.

Antes de recibir en Fadea al presidente Mauricio Macri – en reemplazo del gobernador Schiaretti que argumentó “compromisos impostergables” y así evitó el encuentro-, el presidente provisional de la Legislatura, Oscar González (UPC), rechazó ante los medios el “ajuste” del Presupuesto del que habló la oposición: “Ya tenemos un acuerdo hecho con el sector público en materia salarial hasta junio del año que viene y nosotros tenemos la cláusula gatillo por lo cual los salarios del sector públicos se ajustan con la inflación, así que no hay ninguna posibilidad que se trate de un presupuesto de ajuste”.

En cuanto a los intereses de deuda, González indicó que sólo el 4% del Presupuesto provincial está destinado a los servicios de la deuda. “Es un porcentaje muy bajo, a nivel nacional esa cifra es cuatro o cinco veces más grande”, sostuvo y apuntó contra el Gobierno nacional: “Es difícil de entender por qué Cambiemos no acompaña este presupuesto como nosotros sí acompañamos su presupuesto a nivel nacional”.

Segunda lectura en el recinto
El legislador oficialista Isaac López fue el encargado de hacer un repaso sobre el proyecto y trazar los ejes de inversión que prevé la Provincia para el próximo año: refacciones de hospitales, tendido de fibra óptica, sistemas de desagüe, construcción de rutas provinciales, entre otros puntos.

“Con este proyecto, hablamos de un conjunto de obras que mejorarán las condiciones de la población para el acceso a mejores servicios”, indicó. Además, López destacó el esfuerzo fiscal del Gobierno y rechazó acusaciones sobre incrementos tributarios.

Al finalizar pidió a los otros bloques que apoyaran el paquete de leyes económicas para aprobar el Presupuesto 2019: “Pedimos acompañen este presupuesto en el último año de gestión de este Gobierno”.

En su momento, Ezequiel Peressini, del Frente de Izquierda, ratificó desde el principio el rechazo del bloque al proyecto provincial: “Es un reflejo del Presupuesto nacional y el ajuste que el Gobierno local acordó con Macri”, argumentó. Destacó además que representa el ajuste, la devaluación y la recesión: “Es un Presupuesto deficitario que cae 31% en términos reales”, dijo.

El legislador señaló que el proyecto no resuelve la recesión industrial ya que las empresas a las cuales se les quitan impuestos, como las automotrices, “son las mismas que suspenden trabajadores”.

En esa misma línea, Peressini destacó la falta de inversión en políticas que abordan la lucha contra la violencia hacia la mujer. “Este Gobierno destina $184 por año por mujer contra la violencia de género. Eso equivale a una pizza común. ¿De esta manera se asiste a las mujeres?”, cuestionó.

A su vez, mencionó que se destina más dinero para la Policía que para los maestros lo que “refleja la orientación política de Unión por Córdoba”. “Buscan ordenar a palos la política social que están implementando”, sostuvo.

A su turno, la legisladora Liliana Montero (Bloque Unipersonal) apuntó contra el oficialismo al considerar que el anticipo de las elecciones para mayo próximo, está condicionado por el Presupuesto: “Creo que el adelantamiento de las elecciones tiene que ver centralmente con que este es un presupuesto que en julio va a sufrir un fuerte impacto”.

Asimismo, planteó que “hay que reconocer que este es un presupuesto de crisis y ajuste centralizado en la partida de personal”. En esa línea, Montero cuestionó el “0% del aumento en salud para el próximo año, en relación al 2018”.

Además, subrayó que se trata de un “ajuste legal en salud y programas sociales”, en particular los que tienen perspectiva de género. “En el Polo de la Mujer hay personas que trabajan en prevención de adicciones y ganan $16 mil”, afirmó.

Desde el radicalismo también volvieron a marcar distancia: “No vamos a acompañar, ni en primera lectura ni en segunda lectura”, indicó el legislador Miguel Nicolás.

Martín Fresneda, a diferencia de la primera lectura donde hubo abstención del bloque Córdoba Podemos, en esta segunda vuelta anunció el rechazo al presupuesto provincial: “Vemos con preocupación que acá se discuta un presupuesto con estos niveles de abstracción”, precisó e increpó al Interbloque Cambiemos: “A nivel nacional, el bloque que acompaña a Macri en el presupuesto, acá no lo hace pese a que está basado en las mismas lógicas”, dijo.

Por otro lado, el Pro en palabras de Darío Capitani, adelantó el acompañamiento a la ley de Consenso Fiscal pero se manifestó en contra del resto de leyes. Apuntó contra el oficialismo al señalar que “no buscan adhesión al Presupuesto sino imponer. Sin duda será el último Presupuesto que disputará Unión por Córdoba”, disparó.

La defensa oficialista
Un mordaz Carlos Gutiérrez fue el encargado de cerrar el debate defendiendo la posición oficialista y, al hacer alusión a los dichos del legislador Capitani (sobre que UPC dejará de gobernar el próximo año) consideró que “eso es tan probable como que Capitani sea intendente de Villa María”.

Ante las críticas, el presidente del bloque Unión Por Córdoba agregó además que UPC apoyó en su momento el Presupuesto nacional “pensando en los cordobeses”, porque “hubieran desaparecido los puntos de referencia” para la provincia.

Remarcó que “Córdoba no apoyó” al Gobierno nacional sino que “negoció” y arremetió contra las críticas de la toma de deuda para la obra pública: “No les gusta el cemento (por la construcción de rutas) ni los caños (en alusión a los gasoductos). Contra el reino de las contradicciones, por más esfuerzo que hagamos, no vamos a poder convencer a la oposición”.

Fuente: La Mañana. La Mañana